Accesos seguros y rápidos para los aficionados al deporte

Autor   

Accesos seguros y rápidos para los aficionados al deporte

Encargarse de controlar que todo se desarrolla con normalidad en un recinto deportivo no es una tarea fácil. Por regla general, en España este tipo de acontecimientos suelen concentrar a ingentes cantidades de personas y, si no se poseen los sistemas adecuados, el acceso de dicha afición al estadio o a la cancha puede convertirse en un auténtico caos. Una cuestión que no le conviene ni al club, por la imagen tan pobre que puede suponer para sus intereses, ni a los propios hinchas, cuya seguridad en estos casos puede no estar garantizada.

Cuando, además, el evento en cuestión es un partido de baloncesto de primer nivel, la seriedad del asunto es todavía mayor. En los últimos años, gracias en gran medida a los éxitos de la selección española –campeona de Europa, del Mundo y plata olímpica en un intervalo de diez años–, miles de personas se han volcado con este deporte y los medios de comunicación han ampliado sus coberturas hacia él. Que un club –que no olvidemos que es una empresa– no fuera capaz de gestionar el acceso a su propio recinto hablaría muy mal de sí mismo. Y es que la imagen también hay que cuidarla en el plano deportivo.

Desde hace un par de años soy miembro de la directiva de uno de los 17 clubes que forman parte en la ACB durante la campaña 2017-2018. Como tal, me encargué de proporcionar a la Presidencia un informe que contiene cuáles son las cuestiones en las que el club falló durante la temporada anterior y en las que debe mejorar. Y entre ellas anoté los controles de acceso a nuestro pabellón de juego.

Dichos controles fallaban a menudo y provocaban que se montara un atasco monumental en la entrada al recinto. En ocasiones, el partido ya había empezado para cuando lográbamos solucionarlo y muchos de nuestros socios se cabreaban, y con razón, con nosotros y con ese anticuado sistema de tornos que fallaba continuamente. No me cabía la menor duda de que esto iba a cambiar para el presente curso.

En cuanto terminó la temporada nos pusimos manos a la obra y comenzamos a buscar por Internet proveedores que nos surtieran de los mejores tornos de acceso para regular la entrada de gente a nuestra cancha. Hablando del tema en una reunión con otros clubes de la comarca, nos informaron de la existencia de Gesgitym, una empresa dedicada al suministro de dichos productos. Rápidamente, nos pusimos en contacto con la entidad, dando así el primer paso para solucionar nuestro problema.

Un problema que tardó bien poco en desaparecer. Tras haber visto los tornos que nos podían suministrar desde Gestigym, nos habíamos convencido. Los suyos, que eran los más actualizados del mercado, eran los que necesitábamos. Además, su bajo precio agradó a toda una Junta Directiva que quería destinar, durante este verano, buena parte del capital del club para contratar a nuevos jugadores.

Un paso más cerca de la Copa

Modernizar los sistemas de acceso al pabellón nos pone en el mapa de posibles organizadores de la Copa del Rey de baloncesto, un evento que acaba de tener lugar en este 2017 en la ciudad de Vitoria. Poder traer a nuestra ciudad un evento de similares dimensiones sería algo mágico. Supondría un repunte de popularidad no solo para ella, sino también para el club, que además aspiraría a ganar un título que tiene un valor increíble.

Durante lo que se lleva disputado del presente curso, no hemos tenido que lamentar ningún problema con los nuevos tornos de acceso. Se trata de, efectivamente, los mejores del mercado. Los que han hecho posible que, después de un año repleto de cabreos y de quejas, nuestra afición no haya tenido que sufrir ningún retraso a la hora de acceder con puntualidad al recinto para ver el espectáculo del baloncesto.

Teniendo en cuenta que esa afición constituye nuestra clientela, ¿qué menos podríamos hacer que mantenerla contenta? Como me dijo el Presidente, muy agradecido hacia mí por haber llevado a cabo la propuesta, esto es una inversión de futuro porque así conseguiremos que nuestros hinchas renueven los abonos para la temporada que viene.