Vamos a aprender a leer una nómina

Autor   

Vamos a aprender a leer una nómina

Después de un duro mes de trabajo llega la nómina a tu cuenta corriente. Un papel que te da la vida, pero que seguramente ni entiendas. Lo que está claro es que nada tiene que ver el sueldo con el que empieza, al sueldo con el que acabas después de un montón de retenciones, impuestos y otros aspectos. Vamos a intentar explicarte cómo se divide una nómina.

Devengos: Son las cantidades, expresadas en unidad monetaria, que recibe el trabajador. En los devengos se refleja el salario base, los complementos salariales,  las horas extras y las gratificaciones extraordinarias además de las percepciones no salariales.

Deducciones: En esta parte de la nómina en la que quedan reflejadas las cantidades que se van a descontar de los devengos por las aportaciones que hace cada trabajador a las cotizaciones de la Seguridad Social conceptos de recaudación conjunta (contingencias comunes, formación y desempleo o IRPF entre otras). Los porcentajes por contingencias comunes y formación profesional son únicos e iguales para todos los trabajadores. El porcentaje a deducir por desempleo depende del tipo de contrato mientras que las retenciones por IRPF varían en función del salario. Toda la información sobre los porcentajes que deben ser aplicados a la hora de calcular la nómina se puede encontrar en esta página web de la Seguridad Social.

Base de cotización

Todas las nóminas cuentan con una tercera parte en la se recoge la información sobre las bases de cotización. En ella aparecen las sumas totales de los devengos a las que se les aplicarán las deducciones (incluida la parte proporcional a de la paga extraordinaria, se cobre cada seis meses o esté prorrateada mensualmente). Para el cálculo de las bases de cotización en nómina  hay que tener en cuenta que conceptos se deben sumar y cuáles no. Para esos aspectos es mejor ponerte en contacto con empresas como Martin Laucirica, una asesoría laboral, que cuenta con profesionales altamente cualificados, expertos en asesoría laboral, que se encargarán de gestionar todo lo relacionado con este ámbito en su empresa.

El formato de una nómina está regulado por la legislación vigente y está estructurado con un contenido mínimo que se debe respetar.  Este contenido mínimo en la nómina debe incluir como mínimo algunos aspectos como Datos identificativos de la empresa, Datos básicos del trabajador, periodo devengado,  líquido a percibir, Desglose detallado de las percepciones salariales y extrasalariales que forman el salario bruto mensual del trabajador.

Más deducciones

Además, detalle de las deducciones que se le practican a la retribución bruta, Detalle de las bases de cotización de la nómina, junto con el detalle de las bases de IRPF, que siempre se intenta que sean menores, y lugar de emisión, sello y firma por parte de la empresa y trabajador.  La firma del trabajador no será obligatoria si la nómina se ha percibido a través de una cuenta bancaria y se puede demostrar el ingreso por parte del trabajador.

Nóminas, seguros sociales, despidos, dudas sobre derechos de los trabajadores, obligaciones de la empresa, como puedes comprobar son demasiados datos para una pyme, que bastante tiene con sobrevivir a la que está cayendo.