El coche eléctrico, una freno al cambio climático

El coche eléctrico, una freno al cambio climático

La ciencia ha hablado, y advierte, una dieta vegana, tener menos hij@s y minimizar el uso del coche, es fundamental para reducir las emisiones de CO2  a la atmósfera, de lo contrario, el futuro que nos espera no prometa nada bueno. En mi caso, lo primero y lo segundo, no tengo ningún problema en seguirlo a rajatabla, pero lo del coche es más complicado, y es que como comercial, me es absolutamente imprescindible.

A ver, no soy de esas personas apasionadas de la conducción ni nada por el estilo, lo que ocurre es que realmente es una exigencia en mi profesión, aunque después, apenas lo uso para nada más. Tengo una bici estupenda y realmente le doy mucho uso, pero el finde, claro, que me encanta salir a pasear por el paseo de la playa. A veces, incluso patino un poco, aunque he de reconocer que no se me da demasiado bien.

En cuanto al coche, también es verdad que es eléctrico, así que no contamina tanto como un vehículo convencional, ni mucho menos. En realidad casi no contamina, pero obviamente, contamina más si no se usa. Es un BMW que me salió por un ojo de la cara, pero mereció la pena, es muy seguro y fiable. De hecho le acabo de hacer una puesta a punto.

Voy a salir de vacaciones y no quiero sorpresas durante el viaje, no sea que me deje tirada en la carretera o algo peor. Lo he llevado a Talleres Paiz,  un taller especializado en BMW y MINI en Granada que cuenta con las instalaciones, maquinaria y tecnología necesarias para ofrecer el mejor servicio a sus clientes, como filial de mantenimiento BMW group. Allí se encargan de la reparación y mantenimiento del coche con total profesionalidad, rapidez y transparencia. Porque su principal objetivo es ofrecer el mejor servicio, ofrecen un trato personalizado tanto en la reparación como en el mantenimiento del vehículo. Ante cualquier contratiempo no tardarán en diagnosticar y solucionar los problemas de cualquier vehículo.

Por qué un coche eléctrico

He decidido comprarme un coche eléctrico ya que contamina mucho menos que uno tradicional, sin que haya que renunciar por ello a la potencia y capacidad de autonomía. Mi choche es un precioso BMW i3, que incorpora un sistema de conexión 3G para controlar diferentes elementos  del vehículo a distancia, conectar-se a Internet, consultar el estado del tráfico, ver el Street View, etc… Su motor eléctrico propio eDrive otorga al coche una potencia de 170CV, junto a unas baterías de 22 o 33 kWh de capacidad lo que le confieren una autonomia homologada máxima de 300 km y una velocidad punta de 150km/h. Una auténtica pasada.

Entre sus principales ventajas tenemos las siguietes:

  • No emiten gases contaminantese incluso el proceso de fabricación es, por lo general respetuoso con el medio ambiente.
  • Bajo consumo, según las pruebas, con un solo euro puede llegar a funcionar durante 100 km aproximadamente.
  • Menor nivel de ruido,vibraciones casi imperceptibles y casi no emiten calor.
  • Menos averías y menos desgaste
  • Eficiencia energética del 90% frente al 38% del motor diesel