Guía de buenas prácticas medio ambientales

Guía de buenas prácticas medio ambientales

Las buenas prácticas medio ambientales constituyen todas aquellas acciones dirigidas a reducir el impacto que la producción tiene sobre el entorno, los recursos, el ser humano y el resto de criaturas que habitan el planeta. Con esto se pretende  minimizar el número de emisiones contaminantes, vertidos o ruidos, y deben ser asumidas directamente por el total de la organización. Por otro lado, la aplicación de estas prácticas, supone un aumento de la rentabilidad de la empresa, y asegura y optimiza cada proceso llevado a cabo por la misma.

La guía de buenas prácticas medio ambientales es, en principio, sencilla de aplicar, y apenas supone un gasto para la empresa, pero los resultados son observables rápidamente si toda la empresa se implica: desde la directiva, pasando por los mandos intermedios y terminando en el resto de los trabajadores y trabajadoras que componen la plantilla. Y esto no solo se limita a la organización del trabajo, sino también a la actitud, es decir, es necesario que se produzca un cambio de mentalidad en el interior de la empresa.

El impacto que la actividad empresarial provoca sobre el entorno se da a cinco niveles, a saber:

Residuos

  • Productos de limpieza.
  • Sustancias químicas.
  • Envases
  • Deshechos (trapos sucios, filtros, suciedad extraída,…).
  • Residuos urbanos (papeles, carto­nes, envoltorios,…)

Aguas

  • Suciedad (sólidos en suspensión, elemen­tos químicos en limpiezas industria­les,…).
  • Sustancias químicas

Ruidos

  • Niveles de ruido máximos permitidos a las máquinas y vehículos (determinado por Directivas CE y Reales Decretos).
  • Niveles de ruido máximos marcados por las ordenanzas municipales.

Atmósfera

  • Emisiones difusas.
  • Generación de CFC´s de aerosoles

Consumo de recursos

  • Agua
  • Energía
  • Consumibles

Buenas prácticas medioambientales en el sector de la limpieza

El sector de la limpieza provoca importantes niveles de contaminación medioambiental, si bien es cierto que la polución atmosférica se da a menor nivel. Es por eso que, en Gadeslimp, conscientes de la necesidad de proteger y respetar el medio ambiente, adoptan todas las medidas necesarias para el cumplimiento de la normativa medioambiental, de seguridad y sectorial aplicable en cada caso, además de la lucha contra la contaminación previniendo los efectos que puedan ser ocasionados por el desarrollo de su actividad. Así, prestan especial atención, la retirada y posterior valoración de los residuos peligrosos a través desu gestor final autorizado. Dan fe de su compromiso con el medio ambiente, sus políticas medioambientales, como la recogida de envases y su posterior reutilización. La gestión medioambiental desarrollada por Gadeslimp viene avalada por la Certificación ISO-14001 otorgada en el 2003 por la empresa SGC ICS Ibérica.

En su  se incluyen las siguientes acciones:

  • No mantener el grifo de agua abierto durante las operaciones de limpieza, durante más tiempo del estrictamente necesario.
  • En el caso de que existan servicios de jardinería, utilizar difusores en las mangueras.
  • Reutilizar el agua siempre que sea posible y las condiciones de limpieza lo permitan.
  • Mantener en buen estado el material utilizado para la limpieza.
  • Utilizar productos de limpieza eficaces.
  • Durante la operatividad del servicio que realicen, procurar desconectar el alumbrado en las instalaciones donde no se encuentren realizando el servicio.
  • Desconectar los motores de la maquinaria utilizada cuando no se encuentren en uso.
  • Mantener la maquinaria en buen estado para el ahorro del consumo energético.
  • Reutilizar todos los envases y preparados para la retirada del personal de la empresa.
  • Poner el papel en contenedores para reciclar.
  • Pedir siempre información sobre el producto que vas a utilizar. Tanto la ficha de seguridad como las instrucciones de uso.
  • Tener siempre conocimiento de los productos químicos con los que estéis trabajando pues en algunos casos pueden ser peligroso
  • Evitar siempre derramar productos peligrosos. En caso de que ocurriera comunicar inmediatamente a la organización.
  • Usar siempre que sea conveniente para manejar productos peligrosos los equipos de protección individual: guantes, mascarillas, gafas y cascos
  • Evitar fumar cerca de productos inflamables
  • En caso de accidente por contacto con producto químico lavar abundantemente con agua los ojos y extremidades y contactar inmediatamente con la organización facilitando el nombre del producto.