Ventajas del alquiler de vehículos

Autor   

Ventajas del alquiler de vehículos

Durante nuestra vida en muchos momentos necesitamos un vehículo para realizar nuestro trabajo o incluso para emprender un viaje, estos viajes, aunque habitualmente los llevamos a cabo con nuestros automóviles propios, en otras ocasiones, lo que nos apetece o necesitamos es que este coche no sea el nuestro, bien sea porque requerimos uno de mayor tamaño para tener más comodidad o porque simplemente no queremos o podemos llevar nuestro. En el caso de que como comentamos necesitemos alquilar un coche, deberemos de hacerlo con profesionales en este sector como son Mouronte automóviles y es que con ellos tendremos garantía de ser clientes de un gran servicio con la máxima profesionalidad.

Bien sea para irnos de vacaciones con mayor comodidad y espacio, probar un modelo nuevo de coche que nos gusta y está disponible en la flota, hacer una mudanza y llevarla a cabo en un solo viaje con una furgoneta con gran capacidad de carga e incluso para poder transportar mercancía refrigerada si lo necesitamos en un momento puntual, existen compañías como Mouronte que nos pueden sacar del apuro con tan solo una llamada o visita a la web. Además, como os hemos dicho en el título del post, alquilar un vehículo, sea del tamaño o categoría que sea tiene multitud de ventajas como las que a continuación os pasamos a mencionar.

Las ventajas que más claramente debemos señalar y las que nos vienen a todos a la mente rápidamente son la capacidad de movilidad que nos da disponer de un vehículo tan pronto como nos haga falta y es que la mayoría de las compañías de alquiler tienen dependencias donde ofertan sus servicios en lugares estratégicos tales como estaciones de tren y aeropuertos, además de en el centro de las grandes urbes, lo que nos posibilita disponer del auto en cualquier momento sin tener que pagar un taxi o el transporte urbano para llegar hasta el punto de recogida y entrega. La otra ventaja más conocida es la de la libertad que nos otorga disponer de un coche o furgoneta en el momento exacto en que nos sea necesario, sin tener que depender de algún horario o algún tipo de restricción concreta y es que con esta opción podemos planificar nuestra ruta en función de nuestras necesidades y preferencias, sin tenernos que atener a algún tipo de horario, ya que si cuando queramos devolver el coche, la oficina está cerrada, podemos dejar las llaves en un buzón que la empresa de alquiler nos pone a nuestra disposición.

El ahorro que nos supone disponer de este servicio es más que evidente y es que, aunque en pequeñas urbes no sea así por capacidad de disponibilidad, en las grandes polis de nuestro país como Barcelona, Madrid o Valencia tenemos a nuestro alcance turismos a precios tan asequibles como 15 o 20 euros al día, dependiendo siempre del tamaño y disponibilidad de flota. Aunque nosotros recomendamos que si lo que vas a hacer es visitar una gran ciudad, lo mejor es usar el transporte público que los gobiernos locales y regionales ofrezcan y aprovechar que hemos alquilado el coche para conocer los lugares cercanos y visitables que también nos brinde la zona.

Consejos a la hora de alquilar un vehículo

A la hora de alquilar un vehículo debemos tener en cuenta una serie de puntos clave para no llevarnos luego sorpresas. Estos consejos pasan por cuestiones tan diversas como que debemos comparar precios antes de arrendar ya que, en función del proveedor, categoría del vehículo, destino o kilometraje podemos encontrar diferentes precios y condiciones de contratación. Debemos tener siempre a mano nuestra documentación y los papeles del alquiler del vehículo además de que este tipo de servicios son nominativos con lo cual, si nuestra intención es que haya más de un conductor, debemos contemplarlo en el contrato de alquiler y posiblemente debamos pagar un suplemento por añadirlo para que figure en el seguro de contratación.

Asimismo, a la hora de recoger el vehículo debemos comprobar que este no presenta ningún desperfecto o que los que tiene figuran en el contrato de alquiler para que luego no nos reclamen ningún tipo de arreglo por algo que no hayamos provocado nosotros. También es muy probable que en el momento del alquiler debamos dejar una fianza o un número de tarjeta de crédito, por si como acabamos de comentar, se produce algún deterioro.

Y rematamos con algo simple pero importante y es que en caso de que nos surja algún imprevisto, debemos ponernos en contacto de inmediato con la compañía que nos ha alquilado el vehículo antes de proceder a hacer nada puesto que, en la mayor parte de los casos, estas empresas tienen convenios de colaboración con otras en casos de incidencia, con lo cual no debemos tomar decisiones por nuestra cuenta y riesgo.