Ante un divorcio, lo mejor un abogado

Autor   

Ante un divorcio, lo mejor un abogado

Abogados para divorcios
Hasta que no te metes en ello no sabes lo complicado que es. Me refiero a los famosos y complejos trámites que tienes que hacer para todo. Me explico. Por la separación que he tenido de mi mujer, no soy el único, los datos demuestran que cada vez somos más, he tenido que conocer el mundo de la burocracia. Y he comprobado que en este aspecto no se puede ir de Quijote, y hacerlo todo por tu cuenta. Hay demasiados vacios legales, demasiadas nuevas normas…por lo tanto lo mejor es ponerse en manos de profesionales, en mi caso, de TFS, abogado y asesores de Santander, mi ciudad.

Este despacho de abogados en Santander se fundó en 2003 por el letrado Eduardo Bra de la Rosa. Y desde entonces viene prestando servicios de asesoramiento jurídico con acreditada experiencia y solvencia profesional.

Si tuviera que definir su filosofía lo haría en seis puntos:

  • La excelente calidad del servicio.
  • La difícilmente superable relación calidad–precio
  • La experiencia y la formación de nuestros abogados.
  • El trato personalizado.
  • Los resultados obtenidos.
  • Su nutrida cartera de clientes.

Este despacho cuenta con un excelente equipo de abogados especializados, en quienes resalta por encima de todo, un único objetivo: La ayuda al cliente. Y así me sentí yo. Ya que no es nada fácil comenzar unos trámites de un divorcio. Ya que siempre hay rencillas de por medio con la ex, hay muchas cosas por repartir y muchos intereses creados.

Cuando comprobé que mi matrimonio se había roto, lo tenía claro, me tenía que poner en las mejores manos porque comenzaba la guerra. Por suerte, desde Tfs Abogados & Asesoress, como abogados expertos en procesos de divorcios en Santander, son consicientes de que estos pasos no son fáciles, por eso que te tratan de la mejor manera.

Yo formé parte de su cartera de clientes de equipo de abogados especialistas en divorcio, que rápidamente me presentaron dos posibilidades de realizar mi divorcio:

De común acuerdo. El más recomendable para evitar gastos, pero está claro que por desgracia no es siempre el que se hace. Así, ambos cónyuges plasman los acuerdos por los que se va a regir la nueva situación, en un convenio regulador que se presenta ante el Juzgado sin necesidad de celebrar Juicio. En este caso solo es necesario una ratificación de las partes.

Contencioso. Es decir, yendo a juicio. En aquellos casos en los que no existe acuerdo entre los cónyuges, lo que obliga a que sea el Juez quien decida sobre las reglas que va a regir la nueva situación de lo que era hasta ese momento el matrimonio.

Estos efectos que legalmente tendrá la nueva situación son entre otros muchos, por por ejemplo, el cese de la vida en común, la extinción del régimen económico de bienes gananciales, si se está en esta situación, la revocación si existiesen poderes recíprocos, el uso y disfrute de la vivienda conyugal, la patria potestad de los hijos, así como la guardia y custodia de los mismos, estableciendo las pensiones que resulten de su particular situación familiar, de alimentos a favor de sus hijos y compensatoria a favor de uno de los cónyuges.

Como puedes ver, demasiados hilos como para ponerte a contarlos tú. Lo que te recomiendo es eso, que ya de por sí la situación es complicada, como para que te eches todo a tus espaldas. Lo mejor es apoyarse en profesionales. Espero que te sirva de ayuda, y sobre todo…paciencia.

Deja un comentario