Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Beneficios de jugar con muñecas para niñas y niños

shutterstock_272804078(FILEminimizer)

Sabemos que el juego es una parte muy importante del desarrollo de los niños, ya que además de permitirles momentos de esparcimiento y disfrute, todos los tipos de juego les brindan el aprendizaje de habilidades necesarias para un desarrollo completo y lo mejor es que sin que ellos se den cuenta de que están aprendiendo.

Las muñecas siempre han sido las favoritas de las niñas, que las coleccionan desde muy temprana edad en variedad de presentaciones, desde el típico bebé que hay que cuidar y cambiar de pañales, hasta las más elaboradas Barbies científicas, doctora, modelo y, hoy en día, casi cualquier profesión con la que la pequeña quiera soñar.

En generaciones anteriores., no obstante, se marginaba a los niños de jugar con estas pequeñas compañeras y más bien se les ofrecía coches de juguetes, pelotas y figuras de acción, separando unos juguetes para un género y otros para el otro. Hoy en día, se han ido experimentando más y más cambios positivos en la forma en la que educamos a los más pequeños y ahora se intenta que no haya distinción entre uno y otro juguete, dejando que los niños jueguen con aquello que más les guste sin clasificarles como “juguetes para niña” o “juguetes para niños”:

Así, en el presente, los niños también tienen  acceso a las muñecas si así lo desean, y la verdad es que los expertos en psicología apoyan esta evolución basándose en los muchos beneficios que le aportan las muñecas a aquellos que las usan y de las cuales, la población masculina se había estado perdiendo.

Si quieres saber cuales son estos beneficios, sigue leyendo, que los expertos en muñecas de Diversal nos los cuentan.

Jugar con muñecas desarrolla las habilidades sociales y la empatía

Según un estudio enfocado en los efectos del juego con muñecas en niños de entre 4 y 8 años,  jugar con muñecas activa las regiones del cerebro asociadas al procesamiento de la información social y la empatía, potenciándolos incluso cuando los niños están jugando a solas, muy a diferencia de otros juegos en solitario como los de la Tablet.

Este estudio llevado a cabo por la psicóloga e investigadora de la Universidad de Cardiff Sarah Gerson y promovido por la empresa Mattel buscaba concienciar  los padres de los beneficios del juego con muñecas y, según Gerson, ha permitido demostrar con imágenes del cerebro las teorías de Piaget sobre el juego, al probar que cuando un niño juega con muñecas está creando un mundo social propio e interactuando en él.

Así, se probó que cuando un niño juega con muñecas se registra actividad cerebral en el surco temporal superior posterior (pSTS), una región del cerebro asociada con el procesamiento de información social y la empatía, incluso si está jugando solo, y que esto es igual de beneficioso tanto en niños como en niñas, sin distinción de género.

Para lograrlo, se tomó como muestra la actividad cerebral de 33 niños mientras jugaban. Los investigadores de Cardiff hicieron que los niños jugaran con las muñecas por su cuenta, jugaran con las muñecas junto a otra persona (el asistente de investigación), jugaran con una tableta por su cuenta y jugaran con una tableta con otra persona, y mientras jugaban, captaban la actividad cerebral relacionada con cada tipo de juego por separado. Más adelante, planean continuar con la investigación a profundidad para ahondar más en si existen diferencias en la forma de jugar de los niños dependiendo de su género.

Asimismo, los resultados permitieron obtener información importante para concienciar a los padres sobre el uso de las muñecas, las cuales muchas veces desestiman en contraste con  otros juegos donde hay un resultado final, como los puzles o las manualidades.

Los resultados demuestran que los niños tienen los mismos niveles de activación del pSTS cuando juegan solos con muñecas que cuando lo hacen con otras personas. “Este es un hallazgo completamente nuevo; utilizamos esta área del cerebro cuando pensamos en otras personas, especialmente cuando pensamos o desarrollamos sentimientos hacia otra persona. Las muñecas animan a los niños a crear sus propios mundos imaginarios, al contrario que los juegos de resolver problemas o de construcción”, explicó Gerson según la entrevista publicada por el medio digital La Vanguardia .

“Sin embargo, en el juego con muñecas pasan muchas cosas; por ejemplo, los resultados del estudio sugieren que cuando los niños juegan libremente con muñecas practican interacciones sociales y mejoran su empatía y comprensión de los demás”.

Así, al jugar con muñecas desarrollamos nuestra habilidad para socializar y la empatía necesaria para hacerlo de una forma eficiente, además de que nos ayuda a desarrollar ese lado colaborativo que se pone en practica cando formamos parte de una actividad en grupo. Aún más importante, nos ayuda a desarrollar habilidades para la resolución de conflictos, muy útiles para nuestras relaciones interpersonales a medida que vamos creciendo.

En la misma línea, Sarah Gerson apuntó que la empatía y el procesamiento de información social –las habilidades que se relacionan con la región del cerebro que se activa al jugar con muñecas– son importantes para desarrollar la capacidad de colaborar con los demás, para poder negociar con otros y resolver conflictos.

En palabras de la experta: “Ahora sabemos que jugando con muñecas pueden socializar y practicar habilidades sociales y emocionales, ganar seguridad y confianza para luego relacionarse en la vida real”, las cuales, además, son una excelente herramienta para momentos como, por ejemplo, la pandemia por covid que obligó  a tantas familias a recluirse en casa, y a los niños les prohibió el contacto con otros niños y otras personas fuera del núcleo familiar, lo que para muchos significó horas de juego completamente solos y en los que igualmente hubieran seguido desarrollando sus habilidades de socialización de haber contado con el juego de muñecas.

Así, podemos resumir en un listado a continuación los beneficios de que tanto niñas como niños jueguen con muñecas:

  1. Favorece su desarrollo, ya que los niños juegan de forma autónoma, desarrollando su imaginación.
  2. Jugar con muñecos permiten aplicar la imitación. Así, el niño ve los comportamientos de los adultos y luego, los imitan a través de los muñecos, lo cual, siempre que sean estímulos positivos, les ayudan a un mejor desarrollo.
  3. Los niños y niñas asimilan sus experiencias, fortalecen sus instintos protectores y mejoran su autoestima.
  4. Los niños más tímidos que no suelen interactuar en público por miedo al rechazo, encuentran un espacio pleno y de libertad para dar rienda suelta a su personalidad en el juego con muñecos.
  5. Se entrena la base del juego simbólico, desarrollando la creatividad, el aprendizaje de tareas y hábitos como cambiar al bebé, darle de comer, llevarlo a la cama, vestirlo, etc.
  6. Los niños se aprenden a expresan mejor, ya que al estar en contacto con juguetes afectivos, se dirigen a ellos directamente, mostrando sus sentimientos.
  7. Las muñecas fomentan la creatividad, ya que permiten que el niño trabaje su imaginación, potenciándola y permitiéndole explorar diferentes escenarios, situaciones de cuidado y cariño, y aquellas en las que hay que buscar soluciones, por ejemplo, para cambiar un pañal.
  8. Los niños y niñas que juegan con muñecas aprenden a ser compasivos y empáticos.
  9. Proporciona habilidades de comunicación, expresando sus pensamientos de forma amable y sintiendo empatía con los demás.

¿Cómo elegir los muñecos de nuestros hijos e hijas?

En una primera etapa infantil los niños suelen elegir los juguetes que más se les parezcan en rasgos físicos como el sexo, el color de piel, color de cabello y ojos, etc., ya que están en una etapa de exploración e identificación. De ahí lo importante de todos los movimientos que existen ahora de producir muñecos cada vez más reales e inclusivos que tomen en cuenta todos los tipos de colores de piel y rasgos que existen, de forma que cada niño del mundo pueda encontrar una muñeca que le represente y que le permita conocerse a través de la misma.

«Además de ser importante que cada niño encuentre una muñeca acorde a sus necesidades, también lo es que jueguen con muñecos diversos a medida que van creciendo«, sostiene Silvia Guijarro, la experta en Disciplina Positiva y Educación Infantil del equipo de Criar con Sentido Común que atiende a las necesidades de las familias miembro de la Tribu CSC.

Luego, en una etapa más avanzada hay que cuidar también los estereotipos de las muñecas, con muñecas con cuerpos sanos y reales que no vendan conceptos de belleza inalcanzables que puedan crear rechazo y frustración por la propia apariencia y que apoyen la figura de la mujer y el hombre dentro de cualquier profesión y escenario. De esta forma se le enseña al niño que tiene un mundo de posibilidades sin importar su genero y que pueden ser todo lo que quieran ser.

Y es que también, a través del juego con muñecas el niño irá desarrollando su autoestima y autoimagen, por lo que debemos intentar que no se haga en base a las limitaciones, los prejuicios y la frustración.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest