Comunicación Interna

Autor   

Comunicación Interna

wouxun-kg-uv9d

Os voy a hablar de mi nueva adquisición para la fábrica. Mis empleados están encantados y la verdad es que yo también. He comprado un buen alijo de estos walkie talkies profeisonales para comunicarnos internamente en la empresa y son una maravilla.

Estaba harto de oír a algunos de mis empleado hablar a gritos de máquina a máquina o de tener que verlos pasarse de una nave a otra para tratar un tema con alguien de otra sección y ya intentamos solucionar el problema con líneas de teléfonos móviles o inalámbricos pero no funcionó porque mis empleados necesitan moverse y esos teléfonos no están preparados para soportar caídas o un trato… “duro” y me salió bastante cara esa idea porque los móviles se rompían cada dos por tres.

 Pensad en mi equipo de mantenimiento que va de un lado a otro durante todo el día. Arreglan las luces del parking, montan un ordenador nuevo en las oficinas, arreglan los automáticos, la caldera de las duchas, las máquinas que se estropean incluso nos montan las luces y demás equipos en la sala de eventos cuando hace falta así que ¿sabéis la de kilómetros que se hacen al día? Muchísimos. Y no es que eso lo haya podido cambiar mucho pero ahora os puedo asegurar que andan un poco menos gracias a estos walkies profesionales porque no tienen que desplazarse para comentar algo entre ellos o con dirección o con otros trabajadores de la fábrica como el almacén para ver si tienen el material que necesitan.

Y es que no sabéis lo importante que es la comunicación organizacional en una empresa, es totalmente imprescindible contar con una buena comunicación interna y externa y la empresa que sólo se preocupa por una de las dos y olvida la otra vertiente va a acabar teniendo un problema muy serio.

La comunicación organizacional o corporativa, o también llamada institucional, consiste en el proceso de emisión y recepción de mensajes dentro de una organización compleja, y lo de compleja lo recalco porque los que dirigís una empresa lo sabréis pero los que no tenéis que entender que no es sencillo hablar con todo el mundo y medir la información que das porque debes dar la suficiente para tener a todo el mundo informado y contento pero no debes pasarte tampoco porque eres tú el que debe manejar realmente todos los datos con el fin de evitar que hayan fugas de información e incluso malos entendidos.

Los canales de comunicación suelen ser el teléfono, reuniones, correo electrónico, manuales, guías, etc… y ahora, para mí, también los walkie talkies. Imprescindibles ya en mi empresa, lo digo muy enserio.

Tened en cuenta que entre los cargos más altos y los más bajos en una empresa, e incluso entre los mismos roles, hay que dar una serie de directrices diariamente para que se siga un orden y aunque hay un encargado en cada sección siempre debe hacer más comunicación y eso antes era horrible, casi estaba a punto de contratar un servicio de mensajería sólo para que se moviera por las naves de mi fábrica, y ahora está todo solucionado, por lo menos hasta que encontremos el siguiente problema.

Deja un comentario