Diferentes tipos de empresas del sector energético

Autor   

Diferentes tipos de empresas del sector energético

El sector energético es uno de los más desconocidos en España. Tanto, que la mayoría de la población no conoce la diferencia entre las empresas distribuidoras de energía y comercializadoras, que no son lo mismo. Y debido a que es un sector bastante desconocido en este artículo vamos a conocer los distintos tipos de empresas que los conforman y las diferencias entre ellos.

  • Distribuidora de energía

Las distribuidoras de energía son las empresas encargadas de transportar la energía eléctrica por las redes de transporte hasta los puntos de suministro. Es decir, son las compañías encargadas de garantizar que haya luz en los hogares o comercios. Así, este tipo de empresas tienen que gestionar y mantener la infraestructura eléctrica para ofrecer un servicio de calidad sin cortes de luz.

Una cuestión importante que hay que saber que los consumidores no pueden elegir su distribuidora. Como usuario siempre se tendrá la misma siempre y cuando se viva en la misma ciudad o región. Ya que las distribuidoras tienen asignadas sus zonas de trabajo.

En España existen sólo 5 distribuidoras de energía que son Iberdrola Distribución Eléctrica, Endesa Distribución Eléctrica, Unión Fenosa Distribución, EDP y Viesgo Distribución Eléctrica. Hay que señalar que luego estas cinco empresas distribuidoras tienen sus empresas comercializadoras, es por ello que muchas personas no aprecian la diferencia y se piensan que tan sólo hay una empresa encargada de que haya luz en su punto de consumo.

Si no sabes cuál es tu empresa distribuidora de luz es muy sencillo. Puedes hacer una búsqueda rápida en Internet para saber la distribuidora eléctrica de tu ciudad o región. Aunque también viene en las facturas de la luz y los primeros dígitos del código CUPS se corresponden a la empresa distribuidora. Por ejemplo, si tu código CUPS empieza por  ES0022 tu distribuidora es Unión Fenosa Distribución.

  • Comercializadora de energía

Y después están las comercializadoras, que son las empresas encargadas de cobrar por el servicio. Hay que señalar que existen a demás dos tipos de mercado, el regulado y el libre. En el libre existen una infinidad de empresas que ofrecen diferentes tipos de tarifas a distintos precios. Se estima que existen cerca de 2.000 empresas comercializadoras.

Una característica de las comercializadoras es que a diferencia de las distribuidoras sí se puede elegir. Los consumidores pueden escoger la empresa comercializadora de luz que deseen. Además, muchas comercializadoras de luz ofrecen también gas y suelen tener descuentos especiales por tener los suministros con ellos. “En nuestro caso actualmente comercializamos electricidad y gas a todo el territorio nacional, asesoramos a nuestros clientes en temas energéticos para que puedan ahorrar en las facturas”, indican desde Feníe Energía, empresa que surgió de la visión de la organización FENIE (Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones de España) que esperaba mejorar la calidad del cliente y del instalador.

Si todavía te quedan dudas o no comprendes bien la diferencia entre comercializadora y distribuidora te recomendamos leer este artículo de la OCU en el que lo explican muy bien, así como explican a quién hay que llamar en caso de problema con el suministro.

  • Asesorías energéticas

Y por último, también hay que destacar el papel de las asesorías energéticas. Un tipo de empresa que ha crecido de manera considerable en los últimos años. ¿Y en qué se encargan en estas compañías? Pues básicamente en conseguir que sus clientes ahorren en las facturas de la luz o del gas.

En primer lugar, buscan una tarifa del mercado interesante para sus clientes en función de las necesidades o particularidades. Una tarifa con la que puedan ahorrar o el precio se más bajo al actual.

Y en segundo lugar, intentan optimizar la factura para que los clientes puedan ahorrar lo máximo posible. Así, calculan la potencia que tienen contratada y analizan si se puede bajar un poco o por el contrario, está bien tal y como está.

En resumen, las asesorías energéticas buscan que los clientes ahorren en las facturas gracias a ellos. Por supuesto, no siempre es posible, pero en la mayoría de casos sí consiguen un ahorro porque hay un gran desconocimiento del sector y muchas personas ni siquiera saben leer las facturas de la luz. Así que no saben por lo que están pagando y mucho menos cómo ahorrar. Así que las asesorías energéticas han crecido como la espuma en los últimos años.

Y estos son los principales tipos de empresas del sector energético que hay que conocer. Especialmente las distribuidoras y comercializadoras, ya que cualquier consumidor de luz tiene contacto con ellas.