Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

El origen del all i oli

17709-1

El alioli es una salsa de ajo y aceite, que se prepara en un mortero. Para elaborarla pon una piza de sal y unos ajos en un mortero. Después, maja bien los ajos y añade el aceite poco a poco en un hilo fino.

Los expertos explican que para ligar bien los ingredientes es aconsejable remover siempre en el mismo sentido. Para facilitar la emulsión debes tener en cuenta los siguientes tips: puedes añadir una yema, utilizar aceite que no esté frío o extraer el germen del ajo.

Si se corta puedes recuperarlo con un poco de miga de pan mojado en vinagre o un trozo de patata cocida. También puedes crear diferentes versiones, ya que puedes customizar tu alioli con azafrán, perejil, pimentón o manzana asada.

El diario ABC informa que el ajo «gracias a la alicina que contiene, es un poderoso antiséptico, fungicida y bactericida, además de depurativo y regulador del colesterol. Entre todos los que se cultivan en España tienen merecida fama por su calidad los ajos morados de Las Pedroñeras , en Cuenca».

A esta salsa se la conoce también como ajolio, ajiaceite, ajaceite y ajoaceite. El origen del alioli parece estar en el antiguo Egipto, ya que en este país se preparaba una salsa ligada con ajo y aceite.

Los griegos le añadieron nueces y almendras, aunque los romanos optaron por la receta actual. Tanto en Cataluña como en Francia se prepara esta salsa en un mortero de piedra con una “mano” o maza de madera. Se sirve frío y el mortero se pone en el centro de la mesa para que cada comensal se sirva.

En Cataluña se usa para acompañar caracoles, o también se mezcla con pulpa de membrillo asado para acompañar platos de cerdo y pato.
La Vanguardia informa que la receta del alioli de membrillo «es originaria de la cocina catalana de montaña, y sobre todo se elabora en zonas como el Pallars, la Cerdanya, el Solsonès o el Berguedà. Es muy sencilla y nutritiva, y puedes untarla en pan de payés tostado o en una patata asada, o mezclarla con fideuà y arroz».

En Aragón se usa esta salsa para gratinar el bacalao al horno. En Almería puedes probar el chérigan, que es una rebanada de pan untada con alioli y se le puede añadir otros ingredientes como jamón serrano, atún, jamón cocido o queso.

No te puedes ir de la ciudad sin probar esta tapa, los almerienses dicen que este aperitivo se inventó en los años 60, en el Café Colón de Almería y el chef de ese establecimiento era apodado “el Sheriff”, por eso esta tapa se quedó con esta derivación popular de su mote.

Tienes que saber que en el año 2019 Almería fue escogida como Capital Española de la Gastronomía.

Los profesionales de Star Rent a Car Huércal-Overa, expertos en el alquiler de coches y furgonetas a corto y largo plazo en todo el levante almeriense, explican que confíes en los profesionales porque ellos encontrarán el vehículo perfecto para tus necesidades.

Así, que si quieres recorrer los pueblos de Almería alquila un coche. Otros platos típicos de la gastronomía almeriense son: la Olla de trigo, la sopa bullabesa, la ensalada de pimientos asados con bacalao, etc.

En Andalucía se usa el alioli para acompañar platos de carne, pescado o marisco. Otra salsa muy conocida es la mayonesa o mahonesa, se suele sostener que nació en Mahón, en la isla de Menorca, en el siglo XVIII. Esta salsa no es más que un alioli al que se ha añadido huevo.

Para preparar una deliciosa mayonesa necesitas 2 yemas de huevo, 250 mililitros de aceite de oliva o de girasol, 1 cucharadita de vinagre o de zumo de limón y sal.

A continuación, te explicamos los mejores pasos para elaborarla. ¡Toma nota!

1. Ponemos los huevos, el zumo de limón, el aceite y la sal en el vaso de la batidora.

2. Es importante que la batidora toque el fondo del vaso y sin moverla la ponemos en marcha.

3. Cuando conseguimos la consistencia deseada, podemos ir levantando el brazo suavemente hasta que veamos que está lista.

4. Servimos en un bol y la que no vayamos a consumir la guardamos en un recipiente hermético en la nevera, pero no más de tres días.

Para que no se corte es mejor utilizar los ingredientes y utensilios a temperatura ambiente. Si se corta la mayonesa se puede arreglar añadiendo en otro bol dos cucharadas de agua caliente y echando poco a poco la mezcla anterior, y debes seguir batiendo. Si quieres crear varias versiones puedes añadir orégano, tomillo, perejil o mostaza.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest