En estos tiempos, apuesta por ropa laboral de seguridad

Autor   

En estos tiempos, apuesta por ropa laboral de seguridad

La pandemia nos ha demostrado que en algunos aspectos de la vida estamos indefensos. Y ya no hablamos de materia sanitaria o económica, hablamos de algo tan simple, pero al mismo tiempo tan vital, como la ropa laboral. Han sido muchos los profesionales que han estado en primera línea de la guerra, y que han denunciado que no tenían el material adecuado. Por esto, en estos momentos, hay que apostar por una ropa laboral de seguridad entre todos los sectores.

El coronavirus ha demostrado que hay muchas profesiones que son héroes sin capa. Hablamos, en primer lugar, de los sanitarios, pero no nos podemos olvidar de otros muchos. La gente que ha trabajado en los supermercados, los transportistas, la gente de las farmacias, los empleados de la limpieza. Y todos ellos coinciden en un aspecto, todos trabajan con ropa específica que tiene que ser de calidad.

Por este motivo, desde Doblege hacen una apuesta porque en esta ‘nueva normalidad’, las empresas y las administraciones doten a sus profesionales de una ropa laboral de seguridad, que les haga trabajar seguros y con la que además estén cómodos.

Con el objetivo de hacer llegar la ropa de trabajo Velilla a cualquier punto de España, pone a su entera disposición un amplio catálogo de productos online donde podrás encontrar todo tipo de ropa profesional. Desde pantalones o monos de trabajo hasta chaquetas o calzado, y de los principales sectores profesionales: hostelería, sanidad, limpieza, etc.

Hablamos de una empresa familiar con amplia experiencia en la venta de ropa de trabajo Velilla. El catálogo de la marca es uno de los más completos, y la relación calidad-precio es de las mejores, por eso solo trabajan con Velilla, una de las firmas más reconocidas del sector.

Por sectores

Personal sanitario

En lo relativo a la ropa sanitaria, es necesaria la protección del uniforme del trabajador de la posible salpicadura de fluidos biológicos o secreciones procedentes del paciente confirmado o en investigación al que examina o trata. Este tipo de ropa, como EPI, debe cumplir con la norma UNE-EN 14126:2004 que contempla ensayos específicos de resistencia a la penetración de microorganismos. Este tipo de ropa puede ofrecer distintos niveles de hermeticidad tanto en su material como en su diseño, cubriendo parcialmente el cuerpo como batas, delantales, manguitos, polainas, etc., o el cuerpo completo. En la designación, se incluye el Tipo y la letra B (de Biológico).

En caso de que sea necesario protección adicional en alguna zona, como cierta impermeabilidad, también puede recurrirse a delantales de protección química que cumplen con la norma UNEUNE-EN 14605 :2009, denominados Tipos PB [3] y PB [4] (PB procede de “Partial Body”) que, aunque no sean específicamente de protección biológica, pueden ser adecuados para el uso de protección contra salpicaduras mencionado o para complementar una bata que no sea un EPI.

Personal de limpieza

El  personal  de  limpieza  se  protegerá correctamente  con  el  material  adecuado,  de  acuerdo  a indicaciones del servicio de prevención. Para ello habrá que contar con tejidos y materiales de alta calidad, garantizando así la durabilidad de todas las prendas, así como la comodidad de las mismas. Además, los diseños de toda la ropa están ideados para conseguir la mayor libertad de movimientos de los profesionales que los porten, adaptándose siempre al tipo de servicio que ofrezcan.

Personal de hostelería

Aunque cada modelo de negocio de la hostelería deberá adaptarse a la nueva situación de forma diferente, la guía propone vestuarios para que los trabajadores accedan a su puesto de trabajo «con la ropa y calzado de trabajo, uniforme limpio, lavado de manos y mascarilla».

Por supuesto, quedará prohibido salir a la calle con el uniforme y calzado de trabajo, por lo tanto, no podrán hacerse salidas para fumar, compras de última hora o imprevistos. Se respetará en todo momento la distancia de 1,5 metros entre trabajadores, se realizará una limpieza y desinfección diaria de taquillas.

Se procederá a un lavado frecuente de la ropa de trabajo. Las prendas textiles se lavarán de forma mecánica con detergentes habituales en ciclos de lavado a 60/90ºC. Hay que tener claro cómo eliminar el virus de superficies, ropa de trabajo, mercancías y zonas de paso. También se recuerdan los hábitos personales recomendables («por supuestísimo»). Se pide evitar accesorios útiles (servilleteros..) y decorativos.

El uso de guantes no les exime de realizar un correcto lavado de manos, con la frecuencia necesaria. Si se utilizan, deberán aplicarse las pautas generales para la limpieza de manos citadas, tal y como indican los protocolos de las comunidades, en este caso del País Vasco.