Los coches a radiocontrol están de moda como modelo de ocio

Autor   

Los coches a radiocontrol están de moda como modelo de ocio

Hay muchas maneras de disfrutar de nuestro tiempo de ocio. Desde luego, es evidente que nos conviene acertar en lo que tiene que ver con nuestros momentos de asueto porque es lo que va a marcar nuestro grado de felicidad. No cabe la menor duda de que hay una cantidad tremenda de opciones para conseguirlo, tantas como personas. Y, en los párrafos que siguen, os vamos a hablar de una de las cuestiones que más nos puede ayudar a disfrutar de ese tiempo libre del que disponemos y que sigue de moda a pesar del paso de los años: los coches a radiocontrol.

¿Quién no ha disfrutado de una carrera con ese tipo de coches? Es uno de los mitos de la juventud de la gente que todavía sigue siendo medianamente joven a día de hoy. Es una de las cuestiones que más adrenalina nos permite sacar y que más energía nos proporciona. Y eso, a la gente, le gusta bastante. A todas las personas que les guste el mundo del motor o de las carreras, una competición, aunque sea amistosa, de vehículos a radiocontrol les llama la atención de una manera bastante importante. Y no nos extraña en absoluto que así sea.

En una noticia que vio la luz en la página web oficial del diario La Voz de Galicia se hablaba de que el campeón de España de coches a radiocontrol se entrenaba en la ciudad de Lugo. No cabe duda de que Álvaro Fernández, que así se llama este campeón, es una de las personas que, como decíamos antes, ha disfrutado de esa energía y esa adrenalina de la que estábamos hablando más arriba. Desde luego, no nos extraña que, habiendo crecido rodeado de este tipo de coches a radiocontrol, este chico haya resultado ganador de un torneo de tanta importancia.

Lo que tiene que ver con los coches a radiocontrol está más de moda que en ningún otro momento de la historia reciente. Y es que, hoy en día, existe más afición y más competiciones de esto que nunca. Así nos lo han indicado los profesionales de Modeltronic, que nos han indicado que la venta de este tipo de coches y de los accesorios que lleva ha crecido en más de un 40% en la última década. Y las previsiones siguen apuntando al alza de cara a los años que están por venir.

Como veis, este es uno de los juegos que no parece pasar de moda y que va saltando de generación en generación sin que nadie haya podido eliminarlo del mapa. No cabe duda de que hay que reconocer que esta actividad ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos gracias a los diferentes avances tecnológicos que se han venido produciendo en los últimos tiempos. Desde luego, eso es lo que está manteniendo la afición a carreras como a las que venimos haciendo mención de un tiempo a esta parte. Y así va a seguir siendo de cara al futuro próximo.

Un entretenimiento ideal para cualquiera

Estamos hablando de una de las actividades que puede ser ideal para cualquiera por muchos motivos. Uno de los que más destaca es el hecho de que entrenamos nuestra atención. Lógicamente, cuando estamos dirigiendo uno de estos coches en una carrera, debemos estar atentos de manera permanente a lo que le ocurre a ese coche y en el contexto de la carrera para quedar lo mejor posicionados posibles. Eso nos permitirá que, en otras facetas de la vida, también tengamos ese entrenamiento para prestar la suficiente atención.

Por otra parte, una de las cuestiones que más se entrena con este tipo de aspectos es la capacidad de resistencia y habilidad que asumimos. Cuando dirigimos uno de esos vehículos, buscamos de manera permanente proteger la posición en la que nos encontramos, impidiendo un adelantamiento de quien viene por detrás. Eso fortalece nuestra capacidad de resistencia. Al mismo tiempo, buscamos adelantar a quien tenemos justo delante, lo que nos obliga a mostrar o desarrollar ciertas habilidades con los controles del coche para intentar realizar el adelantamiento sin que se produzca ningún percance.

Como veis, estamos hablando de una actividad que puede llegar a ser muy divertida y útil para nuestro cuerpo y mente. Os animamos, si nunca lo habéis probado, a participar en alguna de las carreras de coches a radiocontrol que se desarrollan en España, aunque sea en modo amateur, sin gente muy especializada de por medio. Vais a tardar muy pocos minutos en descubrir lo que podemos llegar a aprender de un asunto como este. No cabe la menor duda de que eso irá en favor de todo lo que tiene que ver con nuestra capacidad para hacer frente a situaciones de estrés.