Por qué el tren es el transporte de mercancías más seguro

Por qué el tren es el transporte de mercancías más seguro

Cuando se trata del trasporte de mercancía siempre reina la duda sobre cual transporte es el mejor. Por supuesto, sabemos que esto es algo que viene determinado por el tipo de carga y las necesidades del encargo. También influye si se busca rapidez, economía o seguridad. Pero, justamente hablando de este último requisito, las estadísticas son muy claras: si que se puede decir que el tren es la mejor opción.

¿El tren es uno de los modos de transporte más seguros en el mundo?

Pues, aunque si es el medio de transporte más seguro debido a la baja incidencia de accidentes durante el viaje, no se puede decir con seguridad que sea así en todos los países.

Y es que sucede que no todos los carriles y los trenes son de la misma calidad. Por eso, cuando hablamos de lo seguros que son los viajes por ferrocarril, por lo general hablamos de ello en el contexto de un país específico. En general, viajar en tren es muy seguro, pero siempre que hay que comprobar el estado de los carriles y la conectividad del país.

¿Por qué se considera que le tren es el transporte más seguro?

Sin embargo, a nivel general, el tren suele ser el medio de transporte más seguro por las siguientes razones:

  • Ocurren menos accidentes

All Scand Cargo, expertos en transporte de mercancía por tren, nos explican que cuando ambos ferrocarriles y trenes, y sus correspondientes vías, están adecuadamente atendidos; es decir, reciben un mantenimiento periódico, se reemplazan las piezas siempre que es necesario, etcétera, rara vez podría llegar a ocurrir algún accidente.

Una de las razones para esto es que, a diferencia de transporte por carretera, sólo hay camino y un medio de viaje (es decir, el tren) siguiendo una ruta a su destino final. No aparecerán vehículos inesperados en medio del camino causando la pérdida de control sobre la rueda. No hay cambios y giros repentinos, y otras situaciones estresantes y potencialmente peligrosas que si ocurren viajando en coche. De esta forma, el transporte por tren ha permanecido como uno de los modos de transporte más seguro hasta el momento.

  • El tren es uno de los más seguros medios de transporte que además tiene beneficios ambientales

Si tuviéramos que comparar un ferrocarril con una carretera y un transporte aéreo, demostraríamos fácilmente que el tren es uno de los modos de transporte más seguros, y además mucho más sostenible que cualquiera de las otras opciones.

Esto es así porque los trenes no producen tantos emisiones de CO2, y las emisiones de tren no son liberados directamente en la atmósfera superior. Además, los trenes no consumen demasiada energía o espacio, y sus niveles de ruido son menores que otros métodos de transporte.

Por eso, las empresas y clientes preocupados por su huella sobre el medio ambiente están prefiriendo cada vez más el transporte de mercancía por tren como su medio favorito.

  • Trae beneficios de la salud

Aparte de los citados beneficios ambientales y ventajas en cuanto a seguridad, el transporte por tren también trae beneficios a nuestra salud.

La misma seguridad que es garantizada para nuestra carga, se extienda a nuestra persona y las de todos los viajeros del tren, quienes tienen su integridad y bienestar garantizado durante el transcurso. Pero, además de seguridad, en el caso de los trenes de cercanías, que permiten a quienes los montan disfrutar de los siguientes beneficios:

  • Moverse por el carro y caminar por los pasillos del tren mientras está en movimiento, lo cual ayuda al cuerpo a mantenerse móvil
  • Tomar una siesta durante el camino sin correr el riesgo de entrar en un accidente automovilístico. Una de prevención de seguridad importante
  • Disfrutar actividades de ocio entre los puntos A y B. Una manera fantástica de relajarse y lograr salir de un mal humor
  • Carga segura

Finalmente, pero no menos importante esta la seguridad no solo del medio de transporte y las personas que viajan en él sino también de la carga que queremos que llegue sana y salva del punto A al punto B.

Por ejemplo, sucede que en transporte por carretera, de sufrir algún accidente, nuestra carga también se verá comprometida; en el transporte aéreo no podremos llevar grandes cargas, ni tampoco ciertos materiales debido a lo peligroso de su traslado en este medio de transporte y finalmente, en barco, aunque viaje segura, tardará mucho más en llegar a su destino.

Por el contrario, los contenedores de los trenes pueden contener una amplia variedad de productos y materiales, desde alimentos ​​y bebidas procesados a productos químicos, los cuales irán embalados con los materiales correspondientes, los cuales van desde grandes bolsas, contenedores IBC y cajas de cartón, hasta tambores de fibra, plástico y acero, que garantizan su seguridad desde las manos del proveedor hasta las del cliente final.