Sanvital: un nuevo concepto de residencia

Autor   

Sanvital: un nuevo concepto de residencia

residencia de ancianos sanvital

El sector de las residencias de ancianos es uno de los más peyorativos. No existe una razón, aunque está claro que siempre se ha visto como algo despectivo llevar a un familiar a una residencia. Algo así como dejarlo aparcado. Pero claro, estamos hablando de cerebros del siglo XIX, que siguen teniendo conceptos arcaicos de lo que es ahora mismo un lugar de estas características. Hoy hemos querido traer a esta ventana de las empresas a Santival, porque creo que se trata de todo un ejemplo de cómo hacer bien las cosas.

Esta residencia de ancianos en Madrid se ha ganado por méritos propios este reconocimiento. Está totalmente adaptada para atender personas válidas y dependientes, tiene capacidad para 90 personas y se estructura en tres unidades de convivencia independientes para atender a los residentes de manera individualizada. Por lo tanto ya desechamos esa idea de que se trata de un lugar donde los ancianos se encuentran hacinados.

En función de las necesidades de atención y los perfiles de los usuarios se ofrece un servicio u otro. Así para facilitar un conjunto de acciones coordinadas que mantengan la calidad de vida, buscando mejoras y cambios positivos en la situación de los residentes. En esta residencia de ancianos en Madrid puedes elegir entre habitaciones dobles, individuales o suites con terraza, todas ellas dotadas de baño geriátrico completo, camas electrónicas de cuatro planos, lencería de algodón, teléfono y teleasistencia. ¿Tienes algo que envidiar a un hotel?

Como lo que quiere la gente saber siempre es qué va a tener su familiar. Os comentó lo que allí puede encontrar. Por ejemplo cuentan con cocina propia para ofrecer la mejor calidad. No hay que preocuparse por si el abuelo es diabético, porque se elaboran dietas y menús personalizados. Y una de las cosas que más gustan, se pueden celebrar allí mismo cumpleaños o cenas de Navidad.

La seguridad es máxima porque el centro está permanentemente atendido con recepcionistas y personal nocturno de seguridad que velarán por su seguridad y que todo en el complejo funcione correctamente. Tener edad no está reñida con ser elegante, por eso en Sanvital cuidan todos los detalles, uno de ellos es el de contar con una peluquería. Tanto señoras como caballeros, pueden completar su programa de tratamientos y cuidado personal, allí tienen peluquería, afeitados, manicura, tratamientos de estética, etc… Vamos que van a salir más guapos que nunca. Y como curiosidad también tienen servicio de podología, este profesional lleva a cabo un seguimiento personalizado de cada residente, aportando un nuevo perfil médico en el área de control sanitario.

También tienen una lavandería propia en el centro para garantizar el mejor cuidado de la ropa de los allí residentes. Y como no, no puede faltar el típico manitas, es decir personal de mantenimiento que no sólo realiza las revisiones periódicas que todo complejo debe tener sino que además ofrece servicio de “pequeñas reparaciones” a aquellos residentes que lo necesiten. Por ejemplo, si a un anciano en la habitación no se le ve los canales de televisión por el famoso cambio de la TDT, pues él se encarga de hacerlo.

Creo que esta empresa sirve de ejemplo para comprobar cómo han evolucionado las residencias de ancianos, que ahora mismo se puede decir que viven en auténticos hoteles. Por cierto todo esto puede salir por poco más de 1.700 euros.

Deja un comentario