España, líder mundial en producción y exportación de pizarra

Autor   

España, líder mundial en producción y exportación de pizarra

En la actualidad, según diferentes estudios realizados por varias universidades internacionales, España es el país con mayor producción y exportación de pizarra a nivel mundial, y dentro de España las zonas con mayor número de yacimientos y por tanto de producción son, en primer lugar, la comarca de Valdeorras, en la provincia de Ourense y perteneciente a la comunidad autónoma de Galicia, y la comarca de El Bierzo, en León, perteneciente a la Comunidad Autónoma de Castilla y León.

Ubicada en esta zona de gran producción de pizarra se encuentra la empresa Pizarras y derivados, dedicada a la comercialización y distribución de este producto para tejados, suelos y exteriores, siendo líder en el mercado pizarrero por su profesionalidad indiscutible y por el cumplimiento con las normas de calidad vigentes. Tal es su calidad que exporta a todo el mundo y es el referente en nuestro país dentro de una industria con una gran importancia.

La pizarra es una roca de grano fino, formada por la sedimentación de rocas arcillosas. Generalmente se encuentra en un color negro grisáceo o negro azulado, aunque también existe en otros colores menos abundantes, como puede ser en tonos verdosos o rojizos.

Esta piedra natural presenta varias características que la hacen fabulosa para cualquier tipo de construcción, y entre ellas destacan las siguientes:

  • No es porosa, resultando por lo tanto impermeable, lo que hace que desde siempre fuese un elemento muy utilizado en la construcción para cubrir tejados y cubiertas, sobre todo en zonas frías y montañosas.
  • Es muy resistente y dura, por lo que es especialmente indicada su utilización en zonas exteriores, como suelos, jardines, muros, revestimientos de fachadas, etc.
  • Es inalterable y duradera, puesto que al ser compacta no se resquebraja, permaneciendo inalterable con el paso del tiempo, siendo por tanto un material muy duradero.
  • Es fácil de separar en láminas, de forma que su manipulación es sencilla.
  • Es un buen aislante térmico, pues su coeficiente de transmisión térmico es muy bajo, por lo que resulta un excelente material para la realización de tejados y cubiertas, frente a otros materiales como la teja cerámica, el fibrocemento o las cubiertas metálicas.
  • Es un buen aislante acústico, pues al ser un material con una gran densidad hace que actúe como un buen separador, absorbiendo perfectamente el ruido producido por ejemplo por la lluvia.

Por estas características, la pizarra es considerada como el material más sostenible para la realización de tejados y cubiertas. Además, fue el primer sector que obtuvo en España la declaración ambiental de producto a nivel nacional. Esta declaración estudia y compara, según las normativas internacionales, las variaciones ambientales que produce y resultan de cada material durante su vida útil.

shutterstock_444005755reducida

La pizarra en la actualidad

El sector de la industria pizarrera, a pesar de estar directamente muy relacionado con el mundo de la construcción, supo afrontar mejor que este la crisis económica, pues aunque las exportaciones bajaron, algunas empresas cerraron y se perdieron empleos, diversificó su utilización y se adaptó a los nuevos tiempos incorporando también nuevos avances tecnológicos que lograron abaratar la producción. Además, hoy en día podemos encontrar la pizarra no solo en decoración de exteriores sino también en decoración de interiores, e incluso formando parte del material utilizado en la industria  hostelera, como puede ser su empleo en forma de bandejas para presentar y servir tapas, entremeses, aperitivos, como bajoplatos, como presentación de menús, etc.

En el mundo del diseño y la decoración actual cada vez está más en auge y en las empresas dedicadas al mundo de la decoración de interiores está más presente, pues es un material elegante, sobrio, que aporta con su estética rugosa el contrapunto perfecto a una pared lisa y de color claro, si bien a su vez nos puede aportar un aspecto rudo, natural y con un importante impacto visual, por lo que puede ser aprovechado tanto en una decoración rústica como urbana, en una decoración clásica, actual o minimalista. Es un elemento extremadamente versátil y muy funcional y que tenemos al alcance de la mano en nuestro país gracias a la compañía Pizarras y derivados, donde sabemos que adquirimos una materia prima de primera calidad.