Tenemos un plan…de negocio

Autor   

Tenemos un plan…de negocio

Decía el mítico Hanibal en El Equipo A, “me encanta que los planes salgan bien”. Y es que no hay una palabra que defina mejor lo que es la satisfacción que un plan que salga bien. Tenemos muchos ejemplos. El plan de vida, el plan de trabajo, el plan del fin de semana…aunque a nosotros el que nos interesa es el plan de negocios. Y es que, si quieres que tu empresa salga adelante tienes que tener claro este concepto. ¿Cómo llegamos a ello?

En este caso, como nos indican desde Tu Plan de Negocio, lo que hay que tener claro es la estrategia ideal para hacer tu plan de negocio. Vamos a pedir que nos ayuden en la conceptualización de tu negocio futuro o la reestructuración del actual. Y lo mejor de todo, es que con cinco días de ponernos manos a la obra podemos sacar adelante nuestro proyecto. ¿Quieres saber cómo?

Plan de negocio

Es lo principal. Tenemos que buscar un plan de acciones a implementar para hacer un plan de negocio que sea todo un éxito. Contrastar las opiniones con expertos para estructurar un plan de empresa convincente. Dentro del mismo, hay que mostrar un equipo integrado por colaboradores de prestigio, que te ofrecen servicios a medida de tus necesidades. Es el momento perfecto para detectar puntos débiles y posteriormente buscar soluciones desde una visión práctica. Es el punto más importante y se tiene que notar una implicación de todos los departamentos. EL plan de negocio es un barco donde todos vamos remando, si alguno deja de hacerlo, al resto le va a costar mucho, y lo más seguro es que acaba por hundirse, sin poder salir a flote.

Gráficos

Vivimos en la era del big data, de los datos, de los gráficos. Estos números nos dicen cómo está evolucionando nuestros negocios. Por ello, para saber cómo evoluciona la empresa tenemos que tener un documento con datos y gráficos personalizados para convencer inversores u obtener financiación para tu empresa. Hay que trabajar y redactar cada plan de negocio y cada estudio de viabilidad como si fuera el plan que nos va a hacer llegar a la cima de nuestro sector.

Visión objetiva

Muchas veces nos pensamos el ombligo del mundo. Pensamos que todo lo que hacemos está bien. Y como le ocurre al coche kamikaze, pensamos que son el resto los que van en contra. Pues bien, un plan de negocio nos puede servir para tener una visión objetiva de lo que está pasando. Y es que no hay mejor que una persona desde fuera para que nos diga en qué estamos fallando. Una empresa asesora te puede ofrecer una visión objetiva de tu proyecto, gracias a su experiencia en múltiples planes de negocio realizados y llevados a la práctica. Está claro que esto puede venir muy bien para saber en qué tenemos que mejorar.

Proposición de soluciones

La experiencia de muchos años emprendiendo y dirigiendo proyectos empresariales nos dan una visión práctica de 360 grados que nos permiten identificar la raíz de los problemas. Por eso, lo mejor es ponerse en manos de profesionales. Así podemos identificar el origen de los problemas nos permite encontrar y proponer soluciones rápidas y ayudar en su implementación, mediante la aplicación de las numerosas experiencias y técnicas expresadas en planes de negocio a medida de los clientes.

Ejemplos de plan de negocio

¿A quién le puede venir bien este tipo de asesoramiento para su plan de negocio? Pues en el mercado tenemos muchos ejemplos. Desde ese empresario que quería reformar su cafetería y en el banco le pidió un plan de negocio y le dieron un modelo para rellenar. Es en ese momento cuando nacen todo tipo de dudas y no consigues terminarlo, así que es tan fácil como contratar con este equipo que se encarga de entregármelo completamente acabado. Así no habrá problemas para que la entidad bancaria pueda abrir el grifo de la financiación. Ahora mismo el principal problema al que se enfrentan los autónomos emprendedores y las pymes. Luego está el caso de Belén Ramírez. Le aconsejaron como definir las claves del proyecto para que pudiera tener mejores opciones de que la financiación fuera aprobada. Le redactaron el plan y fueron consensuando todos los aspectos. Profesionales: entregado en plazo y con un diseño muy bonito. El resultado fue una mejora tremenda en su negocio on line.

 

Y así podríamos seguir con cientos de casos de emprendedores que al tener su plan de negocio, todo les fue mejor. ¿Te animas?