Casas de madera versus ladrillo

Autor   

Casas de madera versus ladrillo

file0001529937181

Tener una casa de madera puede conllevar ciertos riesgos pero si sabes cómo protegerte contra ellos puedes disfrutar de un auténtico lujo que en España muy pocos tienen. Lo primero que tienes que hacer es ser consciente de que el peor enemigo de la madera es el fuego así que deber protegerte contra él. La empresa Terpolar te ayudará a conseguirlo sin perder el diseño de tu vivienda.

No es difícil encontrar estancias de madera que han sido reformadas para ponerles algún tipo de protección contra el fuego que han perdido toda la gracia y el diseño que precisamente la madera confiere a los lugares. Por eso debes encontrar una empresa que ofrezca unos buenos acabados y una buena calidad en materiales ignífugos que sepan cómo utilizarlos e instalarlos de modo que la estancia no pierda la elegancia y la calidez que la madera confiere a las habitaciones.

En Europa y Estados Unidos no es complicado encontrar casas de madera, tanto en la ciudad como en las afueras, que han sido protegidas contra el fuego mediante diversos materiales y que guardan todo el encanto. El problema es que aquí en España no hay tradición y tampoco hay muchas personas que trabajen esto y puedan llamarse realmente expertos. Pero ¿qué tiene de bueno vivir en una casa de madera?

Para empezar, la madera es más cálida que el ladrillo y viviendo en una casa de madera se pueden soportar inviernos mucho más duros. Al menos eso dice el artículo de 20minutos llamado “Madera versus ladrillo”, pero hay mucho más. España es un país que, aunque en pocas ocasiones, ha sufrido actividad sísmica, es decir, terremotos, pues bien, la madera es el material que mejor resiste estas embestidas de la tierra porque es un material flexible mientras que el cemento es rígido y tiende a quebrarse, igual que ocurre con el ladrillo.

Además, la madera respira. Eso significa que la madera mantiene el balance de oxígeno y la humedad a niveles óptimo. Como dato interesante, en un solo día se puede renovar el 30% del aire dentro de las casa de madera. Vivir dentro de construcciones de madera es beneficioso para la salud porque como es natural no propicia alergias que otros materiales de la construcción sí hacen. Otro beneficio es la durabilidad, es uno de los materiales de construcción más duraderos. La madera puede conservarse en perfecto estado con muy poco mantenimiento durante cientos de años ¿Lo sabíais? Pues sí, así es.

¿Os dais cuenta de cómo podríamos mejorar un poco las cosas aquí en España si nos fijáramos un poco más en nuestros países vecinos? Pero bueno, es sólo una idea.

Deja una respuesta