Consejos para elegir el candidato adecuado para una oferta de trabajo

Autor   

Consejos para elegir el candidato adecuado para una oferta de trabajo

La gran riqueza de las empresas y su gran valor con respecto a la competencia que les rodea empieza en el capital humano que las compone. Por ello, lo primero que debe tener una empresa es una correcta selección de personal, de la cual dependerá el funcionamiento de esta, el grado de productividad en el mercado laboral y la capacidad para ofrecer un valor más realmente diferencial.

Para formar un equipo que sea lo suficientemente eficiente no vale con solo elegir un grupo de grandes profesionales. Uno de los aspectos más importantes, es comprobar que estas personas tiene la capacidad de integración en la plantilla de manera perfecta y sobre todo que sepan adaptarse a la cultura y valores empresariales.

A pesar de que no exista un manual de instrucciones para encontrar al candidato perfecto, es cierto que existen algunos trucos para poder hacerlo con más facilidades, según cuál sea su puesto de trabajo.

  • Valora las necesidades de la empresa

Aunque pueda parecer evidente, el primer y más importante paso para conseguir al mejor candidato para el puesto de trabajo, es que la empresa tenga clara cuales son las necesidades que deben cubrirse y no solo a nivel funcional si no a nivel personal, también.

“No tener claras las necesidades y objetivos de la empresa es una cuestión muy común que afecta a todos los aspectos. Desde el aspecto comercial, al de marketing o incluso al de recursos humanos porque no se sabe muy bien qué candidato requiere la empresa”, confirman desde QMT, una de las primeras empresas de interim management de España.

Y es en se pueden dar casos en los que la empresa no tiene muy claro cuáles son sus recursos ni sus procesos de trabajo. A consecuencia de ello, a medida que avanza el proceso de selección, el perfil que de primera solicitó la empresa, va adaptándose y cambiando a medida que varían las necesidades.

Estos cambios en las ofertas de trabajo, pueden alargar la búsqueda de candidatos más tiempo del necesario.

  • Cuenta con soporte especializado

Una vez se haya quedado fijada la oferta de trabajo, el siguiente paso a seguir es contar con el soporte especializado. El apoyo de una consultora externa es algo súper importante para llegar a una mayor cantidad de candidatos, y sobre todo, te permitirá ahorrar tiempo y gestión administrativa en la empresa.

Una consultoría dedicada única y exclusivamente al sector de Recursos Humanos, trabajará de manera dedicada y especializada a detectar a la persona perfecta para cada uno de los puestos y empresas solicitados. De igual forma, ofrecerá la confidencialidad  necesaria que en la mayoría de los casos, es de vital importancia para no romper la armonía y equidad de la empresa.

Aunque no siempre se cuenta con el presupuesto necesario para contratar una consultora. En ese caso, es importante delegar a una persona el trabajo. Es decir, publicar el anuncio en portales de empleo, escoger a los candidatos para el siguiente paso u organizar las entrevistas.

  • Investiga las referencias

La calidad y la rapidez no son incompatibles, todo lo contrario, son aspectos que deben ir de la mano. Por ello, los posibles candidatos, deben de manera, casi obligada, ser capaces de controlar su estrés y la presión a la que están sometidos y su tiempo.

El candidato perfecto tiene que saber ver la diferencia entre lo que es una tarea urgente a una tarea importante. La urgencia va unida de un corto periodo de tiempo, mientras que la importante va de la mano con los objetivos que la empresa debe llevar a raja tabla diariamente. Algo urgente necesita de la atención inmediata mientras que algo que es importante puede resolverte en un corto o incluso largo plazo.

  • Muestra transparencia en la entrevista

Una vez dispongas de una cantidad asumible de personas que quieran optar por el puesto de trabajo ofertado, es imprescindible dedicar el tiempo y la atención necesaria a cada uno de ellos. Hay que tener en cuenta que son personas que pueden estar trabajando o no, de igual manera, están haciendo un enorme esfuerzo para afrontar la entrevista con plenitud.

Este es un momento importante en sus vidas, depositando confianza e ilusión. Una ocasión para la que se han preparado, desplazado y sobre todo dedicado toda su atención.

Por parte de la empresa, como profesionales y expertos que son, deben proporcionarles toda la información posible sobre el puesto al que quieren postular. Cuando más transparencia haya con el candidato, más lo será el con la empresa. La esencia de una buena entrevista de trabajo empieza por crear un diálogo y una relación de confianza recíproca, en la que, tanto la empresa como el posible nuevo candidato, deben conocerse de forma transparente y por igual.

  • Selecciona al mejor candidato

Por último, pero no de menos importancia, la empresa tiene que tener ya las ideas claras y saber a cuál candidato seleccionar para incorporar cuanto antes a la plantilla de la organización. Lo más aconsejable es tomar la decisión en función del grado de adecuación a la forma de trabajar y pensar de la empresa.

Por norma general, los procesos selectivos pueden durar varias semanas, pudiéndose alargar en ocasiones hasta algunos meses. Las condiciones de la oferta de trabajo no suelen variar pero si después de seguir estos pasos, el interés por parte de la empresa y el candidato son mutuos y se ha conseguido encontrar a la persona perfecta para ocupar el puesto de trabajo ofertado pero las condiciones no son las óptimas puede que la compañía se adapte a las condiciones del profesional. Y es que a veces es mejor contar con un profesional con unas mejores condiciones de trabajo o un sueldo más elevado que a una persona a la que haya que formar o que no esté del todo preparada para el puesto. Pero este aspecto depende de ti como empresario, si estás dispuesto a reorientar la oferta para conseguir el mejor candidato para tu compañía.