Consejos para hacer de tu empresa una compañía comprometida con la sociedad

Autor   

Consejos para hacer de tu empresa una compañía comprometida con la sociedad

  1. Una de las formas para conseguir que tu empresa esté más comprometida con el medio ambiente pasa por el uso del agua. Por ejemplo, a la hora de que nuestros empleados beban en el trabajo, en lugar de tener máquinas de vending de las que salen una infinidad de botellas de plástico al día o latas con refrescos, podemos instalar fuentes de agua como las de la empresa Agualife. Es más, y en lugar de poner el típico cartucho al lado con vasos de plástico para que nuestros empleados se sirvan cada vez que vayan a beber, podemos recomendarles que cada uno se traiga su taza o vaso de cristal para tenerlo en el trabajo de manera permanente. Y esto mismo podemos hacer suprimiendo las máquinas de café también por las cafeteras de toda la vida a las que cada uno acuda con su taza.
  2. Otro gesto también que hará de nuestra empresa una compañía más sostenible y al que pueden contribuir todos los empleados es instalar una cocina en la oficina, con su microondas y su nevera. De esta forma, los empleados no tendrán que pedir comida a los restaurantes de comida rápida y tirar al día un montón de envases a la basura, sino que podrán ellos mismos traer de casa sus tuppers. Esto seguro que además lo agradecen, porque lo más posible es que les ayude a comer de una manera más sana.
  3. El reciclaje de papel en las oficinas es muy importante. Ya sabemos que todo influye y que como dicen por ahí, cada gota de agua cuenta, pero hay mucha diferencia entre malgastar una hoja de papel esporádicamente en casa que el volumen ingente que puede desperdiciarse en una oficina a lo largo simplemente de un solo día. Entre todos debemos concienciarnos de comprar papel reciclado, tanto para imprimir las comunicaciones como para usarlo en los sobres con los que enviamos las cartas, por ejemplo. Lo mismo podemos hacer también con los embalajes. Y sería otra gran forma de recuperar o reutilizar el papel el aprovechar las hojas que tienen partes sin escribir para recortarlas y guardarlas en una cajita y usarlas para nuestras notas, ya que tampoco tiene mucho sentido usar un papel nuevo y grande para apuntar cositas como un recado o un número de teléfono. ¿Sabéis con qué hago yo mucho esto? Con las agendas anuales o calendarios que nos suelen regalar a todos al comienzo de año. Al final, realmente no usas más que una, así que las demás me sirven de cuadernos de notas, simplemente obvio las fechas.
  4. Dependiendo, por otro lado, de la actividad que realice nuestra empresa, podemos llevar a cabo diferentes acciones con las que devolver al mundo los problemas que podemos causar. Por ejemplo, hay algunas compañías que se dedican a la fabricación y venta de coches que se encargan de plantar un árbol por cada vehículo que venden, ya que son conscientes de que los coches contaminan muchísimo. Esta era una iniciativa de Volkswagen, que quizás se haya venido un poco abajo después del escándalo de los gases contaminantes descubierto el año pasado en sus coches. También los talleres que cambian las ruedas se encargan de llevarlas a reciclar y es muy difícil ver aquello que veíamos antes de montes con basura tirada como ruedas, muebles, somieres, etc.
  5. Un consejo más, si somos un poco vagos para ponernos en marcha y llevar a cabo este tipo de actividades, es directamente contribuir a través de una partida presupuestaria de responsabilidad social corporativa a tener un mundo mejor. Es decir, que podemos entregar parte de nuestros beneficios a organizaciones medioambientales que sepan distribuirlos por donde sean más necesarios esos recursos.

shutterstock_40417372reducida