Diseño web: uno de los baluartes del crecimiento del marketing digital

Autor   

Diseño web: uno de los baluartes del crecimiento del marketing digital

La manera en la que las empresas se publicitan ha cambiado de un modo extraordinario en los últimos años. La verdad es que el desarrollo de un elemento como lo es Internet ha hecho posible que haya crecido el número de posibilidades de negocio y de expansión de una empresa. Y esa ha sido una noticia excelente para todos los emprendedores, que han encontrado así una manera más de hacer llegar su trabajo a muchas más personas y a un coste mucho más bajo de lo que podría pensarse en un principio.

Son, además, muchas las maneras que se pueden elegir para publicitarse a través de Internet. Existen las redes sociales, que se han destapado como uno de los medios más efectivos para tratar de llegar a cuanta más gente mejor. También existen las páginas web, que son un medio muy bueno para tratar, por ejemplo, de potenciar todo lo que tiene que ver con la venta online y obtener un espacio para contarle al mundo entero quiénes somos, qué hacemos y en qué nos diferenciamos del resto de entidades que son del mismo sector. No cabe la menor duda de que eso es fundamental a día de hoy. La web es un soporte idóneo para todo eso.

Una noticia que fue publicada en el portal web Marketing4Ecommerce indicaba que la inversión en publicidad digital en España había crecido en un 13’5% en el año 2018 y que eso hacía que la inversión, en términos totales, se hubiese situado en torno a los 2.000 millones de euros. Cuando una cifra es tan poderosa como esta, es lógico pensar que la actividad a la que representa genera un interés entre las empresas y entre la población. Y la publicidad digital ha sido un buen ejemplo de ello sin que nadie haya podido generar alguna duda al respecto.

Otra noticia publicada en el mismo medio al año siguiente indicaba que la inversión en publicidad online continuaba con su crecimiento de una manera interesante, siempre superando el 10% en crecimiento anual y rozando ya la barrera de los 3.000 millones de euros. Está claro que se trata de una cifra espectacular y que va a seguir engordándose de cara a los próximos años. Y es que se está demostrando que la efectividad que presenta todo lo que es digital es mucho más alta de la que jamás haya podido ofrecer algo más tradicional como lo pueda ser la radio o la televisión, por mucho que sean medios de masas.

El diseño web se ha ganado el derecho a ser uno de los servicios más demandados y necesitados por las empresas de la actualidad, con independencia de cuál sea su actividad y su tamaño. Según se apunta desde DCM Web, el volumen de trabajo en los últimos años en lo relativo al diseño de una página web se ha incrementado en más del doble, lo que supone una prueba verdadera acerca de la importancia de la que goza una cuestión como lo es el marketing digital.

El marketing digital… o el fin

Y es que las empresas de hoy en día no tienen elección. O apuestan por todo lo que tiene que ver con el marketing digital o se acabó. Los medios tradicionales ya no son tan efectivos como antes: un anuncio en televisión ya no es tan potente porque, gracias a Internet, mucha gente prefiere surfear por Netflix a tener que estar pendiente de lo que pasa en Telecinco. Y pasa prácticamente lo mismo en lo que respecta a la radio. Hoy en día, podríamos decir que el ocio se encuentra en otros sitios.

Las redes sociales se han convertido en el lugar virtual de quedada ya no solo para los más jóvenes, sino para todo tipo de personas. Por otra parte, huelga decir que otro de los lugares más visitados es Google (de ahí la importancia de un buen posicionamiento SEO). Estar presentes en entornos como estos es, desde luego, una de las formas más potentes para no solo garantizar la supervivencia de nuestra entidad, sino para hacer que ésta crezca y gane terreno ante todas esas empresas que puedan ser de su competencia más directa.

A nadie le cabe la menor duda de que todo lo que tenga que ver con Internet es mucho más idóneo en los momentos que nos ha tocado vivir. Trabajando bien en este campo, los beneficios en términos económicos y de imagen pueden ser de lo más interesantes. Es algo que las empresas han de tener claro y por lo que vienen apostando muy fuerte en los últimos años. Desde luego, no cabe la menor duda de que, si es así, por algo será. Quien no siga estos pasos se encuentra en serio riesgo de ser eliminado del mapa.