El éxito de las camas articuladas a nivel empresarial

Autor   

El éxito de las camas articuladas a nivel empresarial

Las camas articuladas cada vez son más utilizadas, lo que hace de ellas un producto que, como nos aseguran desde Cuidaria, que son referencia en el sector español y que defienden la necesidad cada vez mayor de la población de unos mejores productos para paliar los problemas de movilidad y la necesidad de un óptimo descanso.

Elegir una buena cama articulada es fundamental

No hablamos solo de una decisión realmente importante para nuestro cuerpo, también puede ser de gran ayuda para descansar nuestra mente. Existen muchos estudios de carácter médico que nos dicen que las personas llegan a pasar cerca de un tercio de su día en la cama. Razones suficientes por las que hay que elegir una cama articulada, debiendo ser una decisión que se medite y de gran importancia para la salud de las personas.

Consejos importantes para la elección de camas articuladas:

El uso

No todos los modelos son los mismos ni lo son las prestaciones. Todo va a depender del uso y del destinatario. Cuando la cama articulada la usan personas de avanzada edad o con movilidad reducida, hay que ser conscientes de que van a pasar o pasan bastante tiempo en la cama, por lo que es necesario adquirir una cama tipo hospital, donde la seguridad y el confort sean prioritarios.

Si se usa la cama en personas que están sanas, hay que fijarse en la ergonomía, puesto que también hay en el mercado modelos para matrimonios que tienen los somieres independientes.

El confort

Las camas articuladas siempre permiten un mejor descanso que las tradicionales, es algo que debes tener claro. Por ellas mismas son de gran comodidad, pero es que además son sencillas de manejar, por lo que hay que apostar por los modelos que sean eléctricos frente a los que son manuales.

Mediante el mando a distancia, se puede manejar de manera cómoda y sencilla las distintas posiciones. Para las camas de hospital, debemos ser conscientes del importante papel que realizan para el mantenimiento de una autonomía e independencia mayor para las personas, motivo por el cual son las que más se aconsejan para las personas de edad avanzada, reducida movilidad o que están enfermas.

Elevación

Cuando se busque comodidad y adaptabilidad, las camas de hospital son las que más se adquieren, puesto que tienen carro elevador eléctrico, lo que siempre va a ser mejor que las clásicas patas que se pueden regular.

De esta forma se puede adaptar la altura que tenga la cama de manera segura y con gran confort, de tal manera que podamos salir de la cama sin problema o subir la misma para poder alimentar o ayudar a la higiene de la persona que se encuentra en la cama.

Adaptables

Cuantos más planos tiene el somier articulado, más adaptable va a ser, puesto que se puede combinar de más maneras de pies a cabeza. Las que son más completas son las de 4 y 5 planos.

Si vamos a las camas de hospital, hay que confirmar que a los pacientes les venga bien usar todos los planos, ya que las dolencias en muchos casos pueden terminar siendo contraproducentes.

Si vamos a las camas articuladas para el hogar, los 5 planos podemos decir que son prácticamente obligados, ya que incorporando el cervical, se puede acoplar a nuestra postura toda clase de situaciones que queramos abordar como ver la televisión o la lectura.

Elegir el colchón

En los dos casos, tanto para el hogar como en el hospital, lo mejor es ir combinando el somier articulado con un colchón visco. Si vamos a las camas de hospital y la persona tiene escasa movilidad y pasa muchos horas en la cama, hay que completar su descanso con los colchones antiescaras, que reducen el riesgo de úlceras debido a la presión.

Calidad del servicio de venta y postventa

No olvidemos que también es importante si está incluido el servicio de montaje gratuito a domicilio va a ser un valor extra a la hora de comprar la cama articulada. Se agrantiza de esta forma un montaje correcto y un buen funcionamiento.

No hay que olvidar que la atención al cliente es buena para poder aclarar cualquier clase de duda, así como las garantías existentes tanto en los propios productos como en las compras.

Seguro que después de esto tienes ya más claro todo lo que hay que saber sobre unas camas articuladas, que ya no son sinónimo de cuidados hospitalarios y que están pasando a ser también compañero de descanso para multitud de hogares en nuestro país y fuera de nuestras fronteras.