La influencia del e-commerce en la logística del transporte de mercancía

Autor   

La influencia del e-commerce en la logística del transporte de mercancía

En los últimos años el comercio electrónico o e-commerce ha estado ganando cada vez más terreno, sobre todo después de la aparición del Covid- 19, que obligó a todos los negocios a migrar al mundo web; hasta convertirse en el rey del mercado a día de hoy.

Por ejemplo, en el caso que nos compete dentro de este artículo, que es el del transporte de mercancías, el crecimiento del comercio electrónico ha sido tal que las empresas de transporte han visto en él un filón importante de crecimiento exponencial; crecimiento el cual, también se ha dado debido a la influencia de la globalización, el desarrollo tecnológico y las nuevas tendencias de consumo que lideran el mercado actual.

Un mayor flujo, una mayor demanda

La alta demanda que ha tenido el comercio electrónico por las características antes mencionadas hace cambiar el panorama, de tal forma que los departamentos de logísticas de las empresas deben mantenerse alerta a los cambios que se van generando, con el fin de adaptarse a estos y seguir a flote en el mercado.

Por ejemplo, hoy en día se está experimentando un mayor flujo de pedidos y  una mayor demanda de los consumidores, mientras que la rapidez de entregas son el cóctel actual; por lo que las empresas de transporte y logísticas han tenido que aprender a ser más ágiles en sus procesos.

En este sentido, la preparación es fundamental. Se deben desarrollar políticas flexibles para las entregas, devoluciones sin coste, y mayores inventarios y espacio disponible en almacén. Además, un seguimiento transparente y claro del envío para que la empresa no solo satisfaga a sus clientes, sino que también destaque sobre el resto.

Por último, otro de los factores cruciales dentro de este proceso de adaptación frente a este nuevo panorama es el tecnológico. Esta variable no solo es la causante del aumento en la oferta y demanda, sino que también se debe usar como herramienta de respuesta por parte de las empresas. Así, con su debido aprovechamiento, esta permite mejorar el servicio de la emrpesa de sobremanera, el análisis sistemático de datos para una correcta gestión, el desarrollo de inteligencia artificial y la implementación de patrones de envío, en unos cada vez más complejos modelos de operación.

Medioambiente y desarrollo en las empresas de transporte

Además de la adaptación a los cambios generados el crecimiento de la oferta y demanda a raíz de la influencia del e-commerce, también las empresas han tenido que adaptarse a los cambios en las tendencias de consumo.

En este aspecto hay que destacar la creciente conciencia social que ahora tienen los compradores; los cuales, acompañados por los mismos gobiernos,  exigen procesos y productos que respeten el medioambiente.

El 70 % de los consumidores lo tiene claro. Basa sus decisiones de envíos en las medidas medioambientales que desarrollan las empresas logísticas.

Así, las empresas logísticas deben adaptar y crecer con el factor medioambiental en la estrategia. Por ejemplo, es clave adaptarse a la legislación de CO2 ya  los diferentes tipos de transporte más respetuosos con la naturaleza.

Las nuevas tendencias explicadas en cifras

Las empresas que se basan en el comercio electrónico siguen incrementando su volumen de ventas. En los próximos dos años se espera que el impacto en el transporte suba hasta casi el 70 %; siendo la mayor subida en Europa, África, Latinoamérica, Asia, Pacífico y Medio Oriente. Mientras que, en Estados Unidos, el nivel llegará a rondar al 60 % en los próximos dos años.

Por su parte, el área de logística de AECOC ha presentado, en el I Congreso AECOC de Smart Cities, el informe ‘Hacia un modelo sostenible de Distribución Urbana de Mercancías en España’, que analiza los modelos de movilidad urbana que se dan en las ciudades españolas y su impacto económico, ambiental y social.

Según los datos del estudio, el actual modelo de movilidad urbana en las ciudades españolas tiene un impacto muy relevante en la pérdida de competitividad, con un coste económico derivado del tiempo perdido en atascos, del impacto medioambiental y de la siniestralidad cifrado entre los 15,1 y los 23,8 mil millones de euros al año, lo que representa el 2% del PIB nacional.

Entre los datos que se incluyen en el estudio, destaca el de la pérdida de tiempo en atascos representan la externalidad derivada del tráfico urbano con mayor impacto sobre la competitividad de las ciudades, con pérdidas valoradas entre los 8.400 y los 15.200 millones de euros. De hecho, tanto Madrid como Barcelona están entre las 50 ciudades del mundo con mayor congestión por tráfico, con 129 horas perdidas por habitante al año en la capital y 147 en el caso de la ciudad condal, lo que equivale a más de 15 jornadas laborales en atascos. Ambas ciudades también presentan una media de velocidad en sus centros urbanos de tan solo 13 y 14 kilómetros por hora, respectivamente, menor que ciudades mucho más pobladas y con mayor congestión como Moscú, Ciudad de México, Sao Paulo, Nueva York o Berlín, entre otras:

Estos datos no solo suponen un grave perjuicio para la economía, sino que también tienen un impacto social. Los niveles de contaminación atmosférica actuales sobrepasan los límites establecidos por la OMS, y tres de cada diez españoles estamos expuestos a una contaminación acústica superior a la recomendada por la organización, y ahí el tráfico tiene gran parte de responsabilidad.

Asimismo, dentro de la movilidad urbana, el peso de la distribución de mercancías ha ido a más, y así seguirá siendo en los próximos años. Mientras que en 2019, su peso sobre el total de la circulación en el centro de Madrid fue del 38%, se calcula que en 2025 este porcentaje ya será del 47%. Un 20% más del crecimiento que se esperaba para años anteriores, esto también debido por la crisis sanitaria del Covid-19 y el cambio de hábitos de los consumidores, sobre todo en el campo de las compras por Internet. Y, como hemos venido explicando a lo largo del artículo, como resultado del crecimiento constante del e-commerce.

Por otro lado, el informe de AECOC advierte de que, con los actuales modelos de movilidad urbana, el crecimiento previsto hasta 2025 del tráfico de mercancías en las ciudades hará que el coste social y económico derivado del tráfico aumente un 30%.

Así que en vista de esta preocupación, el informe propone algunas alternativas en pro de mejorar los modelos de movilidad urbana. Así, busca propiciar sistemas más sostenibles desde el punto de vista económico, ambiental y social, empezando por la movilidad nocturna. En la actualidad, solo el 25% de las provincias españolas tienen legislación para permitir la logística nocturna, cuya aplicación supone una mejora en la eficiencia de los procesos de entrega, una disminución de emisiones y una reducción de los kilómetros recorridos por operación, por la drástica reducción de tráfico en esas horas. Y es que sucede que el gran grueso del transporte de mercancías en las ciudades se da entre las siete de la mañana y las ocho de la tarde.

Además del incremento de la logística nocturna, el informe de AECOC también plantea un modelo implantable en todas las ciudades españolas y basado en seis ejes:

  • flexibilización del acceso a la ciudad y la descarga
  • digitalización y regulación de las zonas de carga y descarga
  • despliegue de redes de taquilla
  • uso del big data
  • establecimiento de carriles multiuso
  • creación de plataformas de consolidación para la última milla y de modos de transporte alternativo

Todo con esto con una sola finalidad:

“Hoy, el transporte de mercancías ya supone un porcentaje elevado sobre el total de la movilidad urbana, por lo que debe gestionarse bajo el prisma de la sostenibilidad, pero esto no se traduce necesariamente en un aumento del tráfico total, porque, en muchas ocasiones, acaba sustituyendo viajes particulares”

Cuando logística y marketing van de la mano

La simbiosis perfecta entre marketing y logística recibe el nombre de marketing logístico. Dicho concepto hace referencia a la interacción perfecta entre marketing y logística, con ambas parcelas trabajando conjuntamente de manera transversal y efectiva en beneficio del consumidor final. De esta forma, las empresas que logran esta unión perfecta, gozan de ventajas competitivas tanto en mercados nacionales como en mercados internacionales.

Aunque son muchos los factores que hay que cuidar, y muchos cambios a los que hay que adaptarse, Git Doc, expertos en logística de transporte y servicios de e-commerce en el campo, nos ayudan a enumerar algunos de los aspectos que las empresas que logran una buena estrategia de marketing logístico comparten:

  • Entregas aún más rápidas 

Trabajan en soluciones para los problemas de ‘última milla’, cada vez mayores cuanto mayores son las restricciones al tráfico en las ciudades, con el fin de reducir los tiempos de entrega.

  • Niveles de servicio muy exigentes 

Diseño al milímetro de las cadenas logísticas para poder dar un servicio de cada vez más alto nivel.

  • Sostenibilidad

La práctica de la ‘logística verde’ en todos sus procesos, de forma que puedan garantizar prácticas respetuosas con el medio ambiente a todos sus clientes y colaboradores.