Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Los mejores consejos para llevar a cabo una mudanza fácil y rápida

shutterstock_1708799548(FILEminimizer)

A lo largo de nuestras vidas, sobre todo cuando somos jóvenes somos muchos los que tenemos que llevar a cabo varias mudanzas en periodos muy cortos de tiempo y es que todo empieza cuando nos vamos a estudiar a otra ciudad, donde generalmente vamos a una residencia de estudiantes. Si bien, al poco tiempo la gran mayoría de las personas hacen sus pandillas y se van a vivir a un piso compartido con amigos o con su pareja para, más adelante, volver a mudarse solos o solo a un piso. No obstante, y por norma general, estos son los cambios mínimos que hacemos, pero la realidad es que pueden ser más, dado que una vez estemos asentados o tengamos un trabajo estable podemos decantarnos por irnos a un piso mejor o directamente comprar para establecer nuestra base permanente. Es por todo ello por lo que a lo largo de nuestras vidas tenemos que llevar a cabo muchas mudanzas y aunque con el paso del tiempo le vamos cogiendo el truquillo, lo cierto es que nunca nos acostumbraremos a una tarea tan engorrosa.

En este sentido, para que se os haga más llevadera la tarea de tener que hacer una mudanza es por lo que hemos pensado este post para vosotros y es que si os sirve de consuelo, hasta los famosos tienen que hacer mudanzas a lo largo de su vida, si bien es cierto que ellos casi siempre cuentan con ayuda de profesionales. En este sentido, si vosotros no queréis llevar a cabo la mudanza, nosotros os recomendamos que os pongáis en contacto con Servieco, ya que ellos son verdaderos expertos en este tipo de trabajos y os quitarán todo el agobio y la pesadez de la tarea de encima a un precio muy competitivo. No obstante, como sabemos que vivimos en unos tiempos complicados, a continuación, os vamos a dar los mejores consejos para llevar a cabo una mudanza fácil y rápida por vosotros mismos.

  • Habilita un espacio cómodo para hacer las cajas, con la cinta de embalar, los cartones y todas las herramientas que vayas a necesitar, así podrás hacerlo con seguridad y sin perder la tranquilidad por no encontrar las tijeras o el plástico de burbujas.
  • La cocina y el salón son las habitaciones que más tiempo lleva empaquetar, especialmente la cocina con los pequeños electrodomésticos y las vajillas. Es una buena idea empezar por éstas. Una recomendación para guardar platos es organizarlos con cartones y colocarlos en vertical, ya que se minimiza el riesgo de rotura. Protege bien todo lo que sea rompible, no solo con burbujas o textiles, sino comprobando que las cajas están bien llenas, sin bolsas de aire o huecos que permitan a los objetos moverse durante la mudanza. Recuerda señalizar bien aquellas cajas con objetos frágiles, que sean fácilmente reconocibles desde todos los ángulos.
  • Con el turno de los muebles puedes barajar distintas opciones: moverlos tal cual, de una pieza si es posible. Si tiene cajones, saca los cajones completos para reducir el peso del propio contenedor y fórralos con papel film. De esa manera puedes moverlos sin vaciarlos. Puedes necesitar desmontarlos, bien por peso o por cuestiones de logística. A veces es la mejor manera de protegerlos; eso sí, guarda los tornillos y piezas pequeñas que necesitarás para volver a montarlos en una pequeña bolsa, como las de congelados, y ciérrala e identifícala. Ten a mano una caja donde organizar estas bolsas, así como cables. Puedes dividirla para evitar el desorden utilizando los rollos de cartón del papel higiénico.
  • La ropa puedes meterla con las propias perchas en grandes bolsas de basura o portatrajes. Ayúdate de un “burro” o de una barra con rueditas, te simplificara muchísimo el cambiarlo todo de un armario a otro. Tienes este tipo de soportes incluso en Ikea, y merecerá mucho la pena. Las empresas de mudanzas cuentan con unas cajas específicas para ropa, que también son muy practicas.
  • Cables y elementos electrónicos. Para asegurarte que podrás conectar todo de nuevo fácilmente además de tener todos los elementos guardados, identificados y organizados, es ideal que saques fotografías antes de desmontar, de esa manera sabrás cómo y dónde enchufar cada cosa sin quebraderos de cabeza.
  • Reserva las maletas con ruedas para elementos con mucho peso, de esa manera será más fácil transportarlas y menos riesgo para tus lumbares.
  • Embala habitación por habitación, de manera ordenada. Es mejor ir “cerrando etapas” en vez de tener todo “patas arriba”, lo que lleva a la desmotivación y el desorden.
  • Organiza la mudanza cuando puedas disponer de tiempo: en fin de semana o solicitando algún día libre que te corresponda según el convenio de tu empresa.

Haz la mudanza siempre con tiempo

Los últimos dos o tres días antes de la mudanza suelen ser bastante ajetreados, pero hay cosas que podemos ir embalando con anterioridad porque no las utilizamos en el día a día: elementos decorativos, libros o, por ejemplo, ropa y enseres de otras temporadas, como guardar la ropa de verano si ya estamos en invierno. Eso te permitirá asegurarte de que empaquetas con cuidado y mimo, especialmente las cosas más delicadas.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest