Los riesgos laborales en las operaciones logísticas

Autor   

Los riesgos laborales en las operaciones logísticas

En el plano socioeconómico en el que vivimos, las empresas de la logística tienen que afrontar retos numerosos. Existe una gran competitividad y la globalización que caracteriza al contexto actual demanda unas empresas que respondan de la manera más eficaz a un mundo que está sometido a muchos cambios.

Los operadores de logística tienen que poner en marcha y mantener unos estándares de calidad y de buenas prácticas que puedan hacerles más competitivos. Uno de esos estándares hace que deban cumplir las medidas que son necesarias para poder llevar a la práctica la legislación en cuanto a materias de Prevención de Riesgos Laborales, u otras clases de iniciativas, las cuales dejen claro que se siguen unas buenas prácticas en cuanto a prevención.

La responsabilidad en riesgos laborales es cosa de todos

Toda actividad en el plano industrial o de servicios, viene asociado a unos riesgos para todos los que trabajan en la empresa. Estos riesgos tienen que ser muy bien evaluados, gestionados y planificados. Los riesgos laborales suponen la posibilidad de que un trabajador tenga un desequilibrio perjudicial para la salud. En el interior del almacén existen accidentes por las condiciones del trabajo.

Cuando se habla de factores de riesgo, se piensa en todo tipo de trabajo y forman parte las carretillas, estanterías, elevadores o diversas condiciones ambientales como son los ruidos, la ventilación, iluminación etc. Otro riesgo es el contar con una importante carga de trabajo, manipular mercancías, volumen, operaciones, peso, etc. Todo esto puede llevar a un gran cansancio del operario. La propia organización del trabajo genera otros riesgos laborales, donde podemos citar a los procedimientos que se llevan a cabo a la hora de realizar la actividad profesional.

En los últimos años, todo el tema de la prevención de riesgos laborales en la empresa ha tenido como consecuencia la aparición de empresas de consultoría en prevención, como es el caso de O-Sheq, que además también se preocupa de gestionar la calidad y el medio ambiente, donde el concepto de la integración de la prevención en la empresa es protagonista.

Si queremos evitar en los centros de trabajo los factores que producen dichos riesgos, hay que identificarlos y también a los trabajadores que están expuestos a ello. La evaluación de la importancia que tienen los riesgos es importante, así como la determinación de las necesidades que se quieren evitar, reducir o eliminar los riesgos. Es fundamental planificar medidas preventivas.

Un trabajador puede sufrir daños como son un accidente laboral, una enfermedad profesional, insatisfacción o fatiga laboral.

De la misma forma, las condiciones ambientales no tienen que ser un riesgo para la salud y la seguridad del trabajador, tampoco una incomodidad. Las condiciones a evitar tienen que ser las temperaturas húmedas y extremas. A esto podríamos añadir otros factores como los cambios bruscos a nivel de temperatura, corrientes de aire molestas, determinados olores desagradables o la radiación solar que se produce mediante las ventanas, luces o tabiques acristalados.

Si a estas condiciones, le sumas el llevar ropa poco adecuada o el cansancio del trabajo, se produce el llamado estrés del trabajador, que es cuando se encuentra tensionado, cansado y si se quieren paliar esta serie de problemas, deberá tener una buena ventilación, temperatura, humedad e iluminación, además de ropa adecuada a tal efecto.

El trabajo es fuente de accidentes laborales y las operaciones de logística con más razón, por lo que es cuestión de todos el luchar contra la siniestralidad laboral en el trabajo, donde tiene gran importancia la prevención, puesto que hay muchas tareas caso de la carga y descarga, el almacenamiento en estanterías o el uso de equipos de manutención o de protección individual entre otros.

Esperamos que toda esta labor de concienciación en el terreno de los riesgos laborales siga avanzando. Son necesarias más consultoras y un mayor número de normas que protejan a unos trabajadores que siempre suelen ser los primeros en pagar prácticas o el estado defectuoso de las zonas en las que desarrollan su actividad laboral.

Así que ya sabes, siempre que puedas, opta porque una consultora se encargue de todos los aspectos en cuanto a la prevención de riesgos laborales. Al final es una cuestión donde todos debemos estar involucrados, incluidos los trabajadores, que tienen que hacer caso a todas las órdenes que se puedan producir. Al final la seguridad es cuestión de todos y cada uno puede poner de su parte para que se trabaje de la manera más segura.