The Underground Den, a la vanguardia del coworking

Autor   

The Underground Den, a la vanguardia del coworking

The Underground Den es un espacio de coworking que ha ganado fama por sus buenas instalaciones, que podríamos decir que forman parte de las líneas maestras comunes a los mejores centros de co-trabajo. La gran cantidad de establecimientos de este tipo que cada vez aumentan son testimonio de una nueva manera de entender el trabajo.

El crecimiento de los espacios de coworking

Como decimos, cada vez hay más aperturas y tienen en común servir a un público trabajador que aumenta. No son solamente sitios para trabajadores autónomos en profesionales liberales o para los emprendedores del ramo tecnológico, muchas pymes también han sido seducidas por sus posibilidades que permiten el desarrollo de negocios bien situados, repletos de creatividad y donde el networking es posible.

El auge por los espacios de coworking llega incluso hasta para que tengan un Dia Mundial propio, el 9 de agosto, generando famosos eventos de conferencias en España y el mundo. En ellos se citan los agentes principales de trabajo colaborativo.

Estamos ante un trabajo, no solo una moda

El coworking para muchos nace realmente por la necesidad de que los trabajadores autónomos o freelance tengan un sitio donde desarrollar su labor profesional pueden hacerlo, evitando así las molestias que suelen ocurrir cuando está uno trabajando en casa. Realmente estas nuevas posibilidades laborales hicieron pensar en que los profesionales necesitaban respuestas a sus necesidades.

Trabajar en casa está muy bien, pero las comodidades pueden no ser tantas a la hora de la verdad y si haber algunos defectos o desventajas que podemos evitar. Quizá los trabajadores autónomos se sienten solos en el desarrollo de su labor profesional.

Internet ayuda a que podamos tener contacto, pero el contacto físico se pierde en la mayor parte y quizá echamos realmente esos momentos de charla o de compartir pensamientos con otros trabajadores que, aunque no tengan exactamente la misma profesión, si que pueden compartir vivencias e incluso hacer una gran amistad.

Es posible que este factor personal sea el más importante cuando ciframos el éxito del coworking, aunque hay muchas más ventajas que verás abajo en este mismo artículo. La sociedad avanza y también van cambiando las necesidades a nivel profesional, por lo que hay que actualizarse.

Los que prueban los espacios de coworking suelen querer repetir y esto es por algo, ya que o son solo una apuesta inmóvil, desde su nacimiento han ido añadiendo posibilidades o equipamientos que responden a las necesidades que van cambiando. Los dispositivos tecnológicos cambian a un ritmo endiablado, solo tenemos que hacer el ejercicio de pensar en los equipos que teníamos hace solo 10 años para darnos cuentas de la clara evolución en este sentido. A todo esto también dan respuesta los equipos de coworking.

Vamos a citar algunas ventajas del coworking

  • Fuente de motivación diaria, para crear rutina de trabajo y saber que vas a encontrarte con el resto de trabajadores que tienen que ir a trabajar como tú.
  • Generación de ideas nuevas y frescas al interactuar con otros coworkers. De esta forma se favorece el intercambio de muchos conocimientos, pues hay profesionales de variados campos.
  • Aporta networking, por lo que aumentan tus contactos, toda una ventaja profesional.
  • Flexibilidad al organizarse el trabajo como mejor te venga. Existen espacio de acceso 24/7, pudiendo trabajar cuando quieras.
  • Tranquilidad y te olvidas de distracciones que puede haber en casa.
  • Se reducen costes, siendo más asequible que alquilar una oficina.
  • Puede dar formación y aprendizaje, pues muchas veces se celebran cursos y talleres. Muchos hacen eventos mensuales que pueden ayudarte a aprender.
  • El coworking es constructivo y favorecedor de la cooperación, tanto entre los propios coworkers del mismo sitio como en los distintos que hay que se crean en la comunidad coworking.
  • Aporta comodidad y una gran adaptación, por lo que es fácil encontrar espacio y de toda clase y profesión, desde diseñadores a productores, pasando por redactores.
  • Cuando se trabaja en un espacio de coworking aumenta nuestra interactividad y dejamos aparte lo digital para tener compañeros con los que podemos hablar o tomar un buen café y eso es realmente genial ¿no?

Nuevos tiempos y nuevas formas de encarar el trabajo en definitiva, si estás pensando subirte al tres, desde aquí te animamos, el co-trabajo merece la pena, especialmente para muchos autónomos, es un hecho.