Trabajar con frío

Autor   

Trabajar con frío

snow-160956_640

Fríoooo. Eso es lo que paso todos los días en la oficina, frío. Así, en grande lo digo. Y lo peor de todo: mis empleados también. He llamado a esta empresa experta en instalaciones de gas natural en Madrid para que me mire la mía porque no es normal que teniendo calefacción pasemos tanto frío sentados delante del ordenador.

La empresa que me han recomendado es Instalaciones de Gas Natural que, por lo visto, son rápidos y económicos. Os lo comento porque estoy segura de que hay más personas como yo en esta situación a mi puede que se me haga estropeado la calefacción pero es que hay otra gente que sobrevive a base de estufas eléctricas y os puedo asegurar que pasarse al gas natural es mucho mejor. Lo que pasa es que yo he descuidado un poco al mantenimiento.

En mi opinión no hay nada pero que venir a trabajar y pasar frío. Pensadlo bien. Pasamos unas 8 horas diarias en nuestro puesto de trabajo y eso es mucho tiempo a lo largo del día así que ¿qué menos que estar cómodos, no? Pasar frío, o calor, en el lugar de trabajo es algo del siglo pasado y quien no lo vea de la misma manera que yo es porque es un jefe un poco capullo, por no decir nada más grave. A mí no me parece normal entrar en la oficina y ver a mi secretaria con la chaqueta puesta porque está muerta de frío y yo creo que no se pone los guantes porque no podría escribir a ordenador, que si no… se los ponía, seguro.

Y eso que se supone que este diciembre no van a bajar mucho las temperaturas. En este video nos hace un pronóstico del mes en el que aseguran que no va a hacer demasiado frío y, sin embargo, yo ya estoy helada.

Personalmente soy una persona que aguanta muy bien el calor en verano. No es algo que me agobie demasiado. Si bien este año, en julio sobre todo, ha habido unos días bastante calurosos de más, lo normal es que yo en verano esté en mi salsa. No es que no pase calor como todos los demás, no soy de piedra ¿eh? Y a 35 o 38 grados centígrados todo el mundo pasa calor, no es eso. Lo que pasa es que soporto mejor esa temperatura que cuando hablamos de 12 grados (y eso que en realidad no es demasiado baja). Cuando llegamos a los 8 ya empiezo a congelarme y como bajemos de los 5 o 6 grados me lio en la manta y no me saca de casa ni Brad Pitt. Lo siento, pero soy así, y para pasarlo mal no he venido al mundo así que prefiero el calorcito de mi casa a las lucecitas y los paseos navideños de la ciudad cuando hace demasiado frio y si alguien quiere verme en estas fiestas que me haga una visita que yo lo recibiré encantada con mi calefacción en casa.

Deja una respuesta